El incendio en la clínica donde se encuentra el Rey se queda en un susto

El pequeño siniestro ha destruido en su totalidad la habitación donde se originó el fuego pero no ha causado ningún herido grave.

“Se ha quedado todo en un susto”, éstas han sido las palabras de fuentes de la Casa del Rey que han resumido el pequeño incendio en la clínica madrileña La Milagrosa, donde don Juan Carlos se recupera de su operación. El fuego se ha originado sobre las 7,50 horas de esta mañana, por una pequeña explosión accidental en un cuardo auxiliar del edificio principal, donde de almacena oxígeno, según informan fuentes policiales. «El susto ha sido más grande que el fuego», afirman desde  Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La pequeña explosión ha provocado un corte eléctrico en parte de una de las plantas del centro, pero ni el fuego, ni el humo ni la falta de electricidad han afectado a la estancia donde descansa el Rey, que continúa sin ningún riesgo, según han informado desde la Zarzuela. Don Juan Carlos fue informado del suceso, y permanece tranquilo en su habitación, justo en el ala opuesta de donde ha sucedido el siniestro.

Sin embargo, a pesar de que la salud del monarca se encuentre intacta, el corte eléctrico sí ha provocado algún contratiempo. El Samur ha tenido que desplazar varias unidades en previsión de verse en la obligación de trasladar a algún enfermo. Además, el cuerpo de Bomberos ha revisado los sistemas de aire acondicionado y calefacción para prevenir las posibles filtraciones de humo hacia las habitaciones. Tres personas, auxiliares de la clínica, han sido atendidas por intoxicación leve, aunque ningún enfermo ha sufrido ningún tipo de peligro, tal y como subrayan fuentes municipales.

A pesar del revuelo que causó el incidente, «La explosión ha sido tremenda», relató una trabajadora del hospital, la clínica ha optado por no desalojar la zona, pero extremar las precauciones en el centro. Los daños materiales, sin embargo, han sido más notables, pues la sala donde se originó el fuego ha resultado totalmente destruida.

El Rey don Juan Carlos se sometía el domingo a la cuarta operación en los últimos diez meses. La Milagrosa fue la encargada de realizar la intervención sobre una hernia discal en la zona lumbar de la columna vertebral, que se llevó a cabo con anestesia general. Los últimos tres años no han favorecido a la salud del monarca, en los cuales ha sido intervenido tres veces: dos en abril de 2012 tras romperse el lado derecho en una cacería en Botsuana y la última en noviembre pasado en el lado izquierdo, por artrosis. Además, ha sido operado de una rotura del tendón de Aquiles (septiembre de 2011), de la rodilla derecha para colocar otra prótesis (junio de 2011) y de un tumor benigno en el pulmón derecho (mayo de 2010).

Vía / El País

Vídeo/ Youtube – Europa Press TV

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...