El imparable avance de los tiempos: el caso de Metro de Madrid

El suburbano madrileño suprimirá definitivamente los billetes físicos en 2018, reconvirtiendo las últimas 92 taquillas físicas en máquinas automáticas.

Metro sign in Opera street Madrid. Subway sign.

Metro de Madrid se anuncia como ‘el mejor metro del mundo’, haciendo referencia a los reconocimientos internacionales que ha obtenido esta infraestructura urbana tan conocida. Quizá esa convicción de ser una referencia ha llevado a sus gestores a plantearse muy seriamente la introducción de un cambio sustancial en la manera de acceder al servicio. Y es que, si se cumple el calendario previsto por la dirección de Metro de Madrid, los billetes y títulos de viaje físicos desaparecerán en 2018. La digitalización llega al suburbano.

Si ya podemos sufragar buena parte de nuestras compras a través de tarjetas e incluso mediante el móvil, parece lógico que el transporte público siga esta misma dirección. Sí, esta posibilidad ya hace bastantes años que está presente tanto en Madrid como en otras muchas ciudades españolas. Sin embargo, lo que se plantea ahora es la no impresión de más billetes en papel o cartón. El billete digital o electrónico ya se ha introducido y durante el presente año se multiplicarán las pruebas con vistas a la supresión definitiva de los títulos físicos.

Metro de Madrid asegura que apenas el 7% de los usuarios de la red que gestiona utilizan los billetes impresos (dato bastante contundente, por otro lado). De este modo, será necesario adaptar las infraestructuras con las que cuenta este servicio para afrontar la nueva realidad digital. Y más que acometer obras, lo que conseguirá Metro de Madrid con el cambio de sistema es un importante ahorro en sus costes operativos. Pese a asegurar que los empleos están garantizados por ahora, es de esperar que las plantillas se ajusten bien con prejubilaciones, bien con la no cobertura de vacantes.

También en esta tarea se lleva ya mucho camino recorrido. La empresa pública madrileña ha reemplazado 210 taquillas de venta por máquinas automáticas en los últimos años, por lo que solo restan 92 puntos por reconvertir. En un sentido más amplio, Metro de Madrid deberá persuadir a los usuarios más reticentes de que las operaciones a través de soportes electrónicos no comprometen en absoluto su seguridad.

Vía: elEconomista.

Foto: © elenaburn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...