El golf, beneficioso para los mayores de 40

Golf y salud

Un grupo de investigadores de  la Unidad de Medicina Deportiva de la Universidad de Ulm (Alemania) ha publicado un estudio que considera el golf como un ejercicio muy beneficioso para la salud del sistema cardiovascular y especialmente, recomendable a partir de los 40 años.

El estudio se llevo a cano en unos 30 jugadores, que rondan los 50 años y que practican el golf como una actividad más placentera que competitiva.

Se realizaron mediciones de esfuerzo y evaluación del rendimiento cardiovascular. Se utilizaron pulsómetros, registros electrocardiográficos y extracciones periódicas de sangre. El estudio se llevó a cabo en un campo de golf con subidas y bajadas y en el que los jugadores efectuaban todos los desplazamientos caminando.

Se pretendía establecer las diferentes intensidades de trabajo cardiovascular que se registran durante un recorrido en un campo de golf. Su objetivo era evaluar de la manera más exacta posible la duración de cada nivel de intensidad en el esfuerzo.

Los resultados del estudio sitúan el promedio de frecuencia cardiaca durante el juego en 113 pulsaciones por minuto, reflejando un incremento de un 31% respecto a la media ofrecida al comenzar el recorrido.

La media de la frecuencia cardiaca máxima registrada por cada jugador se situó en 135, mientras que en los periodos de descanso dentro del recorrido se presentaron cifras cercanas a las 100 pulsaciones.

La presión sistólica de la sangre fue disminuyendo a medida que transcurría el juego. Los promedios fueron de 145 mm Hg al comenzar; 137, durante el juego y 119, al terminar.

Pero los datos más llamativos son la duración en el tiempo de los distintos niveles de esfuerzo cardiovascular. Se descubrió que todos los jugadores se mantuvieron durante más de dos horas (sumando diferentes periodos repartidos a lo largo del recorrido) en frecuencias cardiacas superiores al 50% e inferiores al 85% de la frecuencia máxima.

La cifra habla por sí sola de los sorprendentes beneficios del golf como actividad aeróbica, especialmente si tenemos en cuenta que los programas de ejercicio recomiendan entrenamientos de 30 minutos como tiempo suficiente para mejorar la resistencia.

A modo de beneficio añadido para la prevención de enfermedades coronarias se comprobó, además, que los triglicéridos disminuyeron en un 18% durante el recorrido y el colesterol HDL (el bueno) aumentó en un 6%.

Para que el golf se convierta en una actividad plenamente satisfactoria, se ha de tener muy en cuenta, además, la protección de la espalda. Las patologías lumbares que sufren los practicantes de golf causadas por las altas velocidades de rotación que debe soportar la columna vertebral con el swing, se deben preveer con ejercicios gimnásticos para el fortalecimiento del tronco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...