El gobierno y los empresarios

La Seguridad Social está en plena crisis. Tras últimos datos publicados en los que se afirman que hubo unas 32.579 personas que se dieron de baja como autónomos en el año 2011, Soraya Sáez de Santamaría ha recalcado que las cuentas de la Seguridad Social están bajo mínimos. El problema es grave y la única solución que ven los conservadores son los recortes.

El cambio de gobierno en España ha dejado un sinfín de reformas económicas que minan, sin duda, la capacidad adquisitiva de la clase media. Las subidas de impuestos aprobadas no se corresponden con lo que el Partido Popular anunció durante su campaña electoral. Además, se están sentando las bases para desmantelar el Estado del Bienestar, y en este sentido, el principal damnificado es el trabajador. El ejecutivo que preside Mariano Rajoy no ha escondido jamás su simpatía y su propósito por contentar a las organizaciones de empresarios, dando la espalda a los sindicados en más de una ocasión. Por eso asustan mucho las propuestas de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), de las cuales destacan la congelación de los salarios durante dos años y la creación de contratos para momentos de crisis. Es decir, más poder para que los empresarios despidan sin ningún inconveniente a sus trabajadores. O lo que es lo mismo, menos derechos para el pueblo.

Soraya Sáenz de Santamaría

El gran inconveniente del modelo de desarrollo económico que propone el gobierno conservador es que no todos los españoles podemos convertirnos en empresarios y emprendedores. Además, la realidad es bien distinta, ya que según se ha podido saber el número de autónomos ha descendido de manera considerable en todas las Comunidades Autónomas (excepto Canarias) durante el pasado 2011. En total fueron 32.579 personas que dejaron de cotizar a la Seguridad Social como trabajadores por cuenta propia.

El déficit fiscal, herencia socialista, ha puesto en graves aprietos a la nueva cúpula del poder político. Parece ser que la mayor preocupación de los populares reside en sanear las arcas del Estado. Sin embargo, su proyecto sólo es visible en un porcentaje menor, ya que las elecciones andaluzas del próximo mes de marzo les obliga a esconder las medidas más impopulares (¡qué paradoja!) para después de los comicios. Nunca se debe perder de vista que los políticos únicamente tienen en mente lograr votos para poder llegar al poder. Para ello, los conservadores han decidido cuidar al máximo la imagen del presidente del gobierno, que no saldrá a dar la cara hasta pasado el mes de febrero. ¡Qué buenas vacaciones se está pegando el señor Mariano Rajoy! El principal objetivo es desgastar lo menos posible la principal figura política del partido. Por ello, está siendo Soraya Sáenz de Santamaría la que se encargue de todo. Y donde primero está actuando es en la Seguridad Social. Los recortes serán duraderos y todavía no se ve la luz al final del túnel.

Foto: ppcv

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...