El gobierno facilitará el acercamiento de los presos etarras al País Vasco

El Ministerio de Interior ha anunciado un nuevo programa de reinserción de los presos de ETA. Según han informado, se facilitará el acercamiento de los presos a las cárceles vascas, algo que han venido reclamando sus familiares durante mucho tiempo. En un primer momento, también se habían anunciado beneficios penitenciarios, que consistían en la posibilidad de recibir permisos, terceros grados o libertades condicionales, pero el presidente Mariano Rajoy, ha declarado ante el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, que no habrá estos beneficios y tampoco se cambiará la política de lucha antiterrorista.

ETA

Los presos podrán acogerse a la vía Nanclares

Para entrar en el programa, el preso deberá mostrar su rechazo absoluto a la violencia y desvincularse totalmente de la organización terrorista. A diferencia de la política del PSOE, ahora no será necesario pedir perdón a las víctimas. Si el preso sigue estos pasos, entrará en una aula de convivencia donde realizará actividades para aprender los valores de convivencia y paz, y también podrá realizar cursos orientados a entrar posteriormente en el mundo laboral.

Mariano Rajoy, cuando ha sido preguntado sobre si estas medidas supondrán un tono más generoso para los terroristas, ha insistido en que la postura del Gobierno “es la misma de siempre, que ETA tiene que desaparecer, no hay más camino que ese, y el cumplimiento de la Ley”. Pero es que el PP siempre había declarado que no acercaría los presos al País Vasco, por eso la medida ha sorprendido tanto, ya que además es su primera aportación en el proceso de paz desde que ETA abandonó la lucha armada.

El Ministro de Interior, Jorge Fernández, ha justificado la medida diciendo que sirve para estimular a los presos a acogerse a la vía Nanclares (que es una cárcel donde se agrupan presos etarras que han pedido perdón por sus crímenes y se han desvinculado de la lucha armada. Allí tienen la posibilidad de recibir el tercer grado, que les permite salir durante el día de la cárcel y tener permisos de fin de semana). Pero ante todo, el ministro Fernández ha insistido que la nueva medida no supone “acercamientos generalizados, ni amnistías ni indultos”.

Ante esto, Ángeles Pedraza, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, ha criticado que la medida es “una cesión a los intereses de los terroristas”. Y también se ha opuesto al programa de reinserción laboral de los presos, utilizando el argumento de que en España actualmente hay cinco millones de parados. Pero Jorge Fernández ha querido apuntar que la decisión del gobierno no implica ningún cambio legal, ya que los requisitos son los mismos que la legislación vigente, lo que supone un cambio en la política penitenciara, ya que se suavizan los requisitos, permitiendo el acercamiento de los presos etarras. Pero la lucha antiterrorista continuará igual.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...