El Gobierno de Italia acaba con el puesto fijo de los funcionarios

Un proyecto de ley contempla el fin de los puestos de trabajo garantizados en un mismo lugar. También se abre la puerta al despido por absentismo injustificado.

Close-up Of Business Man Hand Pressing Rubber Stamp On Document

El Gobierno de Matteo Renzi puede adoptar medidas que parezcan brillantes o delirantes según la visión de cada uno pero desde luego nadie le reprochará que no le eche valentía a la hora de tomar decisiones. En un cambio normativo sin precedentes en Italia, el Gobierno ha anunciado que reformará por completo el funcionamiento de los trabajadores públicos. Sin lugar a dudas, el punto más controvertido de la reforma es la modificación del carácter fijo o indefinido de los funcionarios. Ahora, podrán perder su trabajo.

Evidentemente, hasta la fecha podía ser apartados de sus funciones por alguna falta de especial gravedad pero de aprobarse el proyecto de ley en el que trabaja el Ejecutivo italiano también podrán ser desplazados por motivos económicos. La fórmula escogida para llevar a cabo dicho cambio es la siguiente. Al cierre de cada ejercicio, las diferentes administraciones públicas deberán notificar cuántos trabajadores ya no son necesarios en sus puestos. Acto seguido, el Gobierno los recolocará en otros destinos dentro de un radio de 50 kilómetros. Si los funcionarios rechazan las ofertas, podrán ser despedidos.

Al hilo de lo anterior, el proyecto legislativo también contempla la posibilidad de prescindir de cualquier funcionario que cometa algún caso de absentismo laboral injustificado. De hecho, el borrador que se ha dado a conocer destaca que el proceso de despido puede realizarse en apenas 48 horas. Lo que antes era una falta administrativa en el mejor de los casos, ahora será un motivo de despido procedente y fulminante. En este sentido, distintos informes habían alertado del problema del absentismo en el sector público italiano.

Por último, los trienios, complementos salariales fijos que los funcionarios perciben al acumular un determinado número de años en ejercicio, serán retirados del marco retributivo. En su lugar, serán los supervisores directos de estos profesionales los que avalarán o no su rendimiento laboral y en función de esta valoración el Gobierno aprobará el pago de los complementos económicos. En palabras del propio Matteo Renzi, estas medidas persiguen poner fin a la supuesta ‘vida fácil de los funcionarios’.

Vía: Libre Mercado.

Foto: © AndreyPopov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...