El déficit no cesa a pesar de los recortes

El déficit en agosto ha subido de nuevo. Ahora, llega a una cota de 4,77%, algo muy por debajo de las expectativas del gobierno. Si el gasto social se ha incrementado, pero los beneficiados no han sido ni los empleados públicos, ni la cultura, ni los educadores y ni los médicos, ¿alguien sabría aclarar a quién han beneficiado esas partidas? Parece ser que a los de siempre.

Artur Mas

Mientras Artur Mas convoca elecciones anticipadas para el próximo día 25 de noviembre y los indignados intentan acceder al Congreso de los Diputados, España se desangra poco a poco. El Partido Popular no lo puede hacer peor, porque no es posible hacerlo peor. El panorama es tan negro que cualquier persona que tenga un mínimo de confianza en la salida de la crisis puede ser tomada por loca. Los inversores hace tiempo que se marcharon. Los ahorradores sacan el dinero de España de manera incesante. Las autonomías se ahogan y sólo un golpe de timón en nuestro gobierno puede hacerlas salir a flote. Hay que recordar que Cataluña fue la primera Comunidad Autónoma que realizó recortes en sanidad y educación, y que también fue de las pioneras en hacer uso del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Quizás la reclamación de un proyecto independentista haya cegado a la población catalana de que fue CiU el primer partido político en atacar las bases del Estado Social del Bienestar. Entretanto, la población protesta. Y no le falta razón. Estamos gobernados por una serie de individuos que miran únicamente por sus intereses. A ellos les da igual cómo lo pase o lo deje de pasar el ciudadano. Ellos sólo nos ven como votos necesarios para llegar al gobierno. Pero la legitimidad de sus actos va llegando a su fin. El Partido Popular se ha encontrado con un país crispado, enormemente empobrecido y sin solución.

Lo peor de todo es que es el propio gobierno el que se está enterrando a sí mismo. Y lo está haciendo en cal viva. En este sentido, me pregunto que si las principales maniobras del Ejecutivo se centran en la reducción del déficit, ¿cómo es posible que éste haya subido en agosto hasta el 4,77%? ¿No serán las partidas a favor de la Iglesia, los toros o el ejército las que han desequilibrado la balanza del gasto público? Es evidente que el gasto de Hacienda no ha ido a parar ni a la Cultura, ni a la Educación, ni a la Sanidad. ¿Entonces a quién beneficia todo esto? Respuesta: a los de siempre. Es posible que el desfase de la Seguridad Social haya tenido algo que ver, pero lo que es indignante es la ineptitud del gobierno. Parece ser que, como a Cataluña, la única solución que nos queda a los ciudadanos es independizarnos de nuestros políticos. Y cuanto antes mejor.

Foto: convergenciademocratica

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...