El cine, una actividad cultural por muchos perseguida

Las cifras de participación en la Fiesta del Cine lo demuestran. Como cada año, tras su cierre, los participantes reclaman la bajada de los precios, aludiendo a los resultados de este evento como justificación a la afirmación: “si los precios fueran más bajos, las butacas se llenarían más”. Desde el 2009 no se ha producido ninguna bajada de precio en las entradas, ¿serán los resultados de esta VII Edición los que conlleven a un acuerdo entre los cines y los espectadores?

Pelicula cine

Durante los días 27, 28 y 29 hemos podido ver como los cines de las ciudades de España se abarrotaban. Los postes para la organización de colas quedaban reducidos por una gran masa de personas que luchaban por llegar puntualmente a la sesión. Ésta es una ocasión  agradecida no sólo por los cinéfilos sino también por una gran parte de los ciudadanos, que pueden disfrutar de esta actividad social a un precio más considerado para sus bolsillos.

Muchos achacan el problema al precio de las entradas, ya que lo consideran excesivo. A ello hay que sumar la aparición y desarrollo de plataformas en Internet que te permiten ver desde cualquier parte, y con la única necesidad de una conexión Wi-Fi, cualquier película -incluso las que están en cartelera- sin que nada de ello te suponga un gasto económico. El contra argumento que se da de esto es que las piezas cinematográficas son muy costosas y esos costes hay que cubrirlos, obteniendo también algún beneficio, porque sin estos no habría producción.

¿Dónde colocar el punto medio, que conlleve a una relación adecuada de calidad y precio?

El cine es considerado una actividad cultural; una idea que no tiene muchos detractores. Asimismo,  se convierte en uno de los principales argumentos que se utilizan para advertir sobre la ilegalidad y la mala acción ciudadana que supone ser cómplice de la piratería.

La realidad es que a la mayoría de ciudadanos afirman que les gustaría ir más al cine. Por eso no es de extrañar que la fiesta cerrara ayer sus puertas con 2.196.101 espectadores. Entre los asistentes, encontramos de todo tipo. Unos aprovechan para hacer una actividad en la familia, otros con sus parejas, algunos en solitario, y los hay muy espabilados que, aprovechando los bajos precios, echan la tarde en el cine y acuden en un mismo día a cuantas sesiones puedan. Es una actividad que recoge tantos gustos como géneros de películas se pueden emitir, lo que le permite un público muy amplio, tal y como se puede observar con eventos como la fiesta del cine.

Esta actividad se lleva celebrando desde 2009 y desde ese momento el porcentaje de participación ha ido creciendo, del mismo modo que la popularidad del evento. La venta de entradas ha aumentado en un 38% si lo comparamos con los resultados obtenidos en dicho evento en octubre del año pasado. Y gracias a la repercusión que han tenido estos eventos los cines llevan cada en mayor número de acciones de atracción de público con ofertas como los aniversarios del cine, las tarjetas de fidelización o los preestrenos.

En el 2014 este evento se ha realizado de manera semestral, de forma que una actividad que para muchos es casi utópica durante el año, se ha convertido durante 6 días al año en el plan perfecto. Pues una de las peculiaridades que presenta este evento es que se celebra durante la semana y no los fines de semana. ¿Cuál sería el resultado si se trasladaran los días del evento? Por el momento una incógnita, aunque quizá encuentre la respuesta pronto.

La Fiesta del Cine está alcanzado tanto reconocimiento y genera unas cifras de participación tan elevadas que muchos esperan que se convierta en un referente a repetir. De hecho, a pesar de su cierre, parece que la fiesta continúa y así lo anuncian en su perfil de Facebook.

Vía: Fotogramas

Imagen: Thomás vía Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...