El Barça anula con su mejor fútbol al Madrid invicto

Todo apuntaba a uno de los clásicos más igualados de la historia, en Qdeporte.com ya lo habíamos avanzado. Los números y la calidad de ambas plantillas así lo confirmaban, con un Real Madrid invicto con Mourinho, dos defensas muy sólidas y dos ataques demoledores.

Xavi celebra el 1-0 en el minuto 10 / Foto: Getty Images

Todo lo ocurrido ayer por la noche en el Camp Nou era imprevisible. El Barça cuajó ayer uno de sus mejores partidos de la ‘era Guardiola’ y convirtió al Real Madrid en poco menos que un equipo dócil que persiguió el balón durante casi todo el partido con una sensación de impotencia que no le habíamos visto.

En el minuto 10, Iniesta sacó su primer pase genial de la noche y, tras un rebote, Xavi colocó la punta de la bota para superar a Casillas. Abrir la lata blanca era lo más complicado y ya estaba hecho. Minutos después, Villa inició una jugada por banda y, cuando parecía que buscaría el disparo, siguió hasta la línea de fondo y puso un pase a Pedro que anotó el 2-0. El Camp Nou enloquecía y el Madrid se veía casi por primera vez desde la llegada de Mourinho contra las cuerdas.

El resto de minutos fueron un rondo para los azulgrana, que tocaron el balón con una precisión sólo al alcance de un equipo en estado de forma superior y de calidad indiscutible. El Madrid no mostró prácticamente orgullo ni reaccionó en ningún momento, superado principalmente en el centro del campo con Busquets, Xavi e Iniesta mareando a Ozil, Xabi Alonso y Khedira.

El segundo tiempo mantuvo la misma línea. A base de combinaciones contínuas el Barça se acercaba poco a poco a Casillas hasta que Villa recibió un pase de Messi dentro del área y cruzó el balón a un Casillas impotente. 3-0 y el clásico sentenciado. Cuatro minutos más tarde un magistral pase de Messi servía para que nuevamente Villa sumara el 4-0 y causara un nuevo éxtasis en el Camp Nou.

Toque, toque y más toque. En el 90, Jeffren remataba un pase de Bojan para culminar el 5-0 que ponía la guinda a un pastel azulgrana. Una noche imprevisible que ni el más optimista azulgrana o el más pesimista merengue podía imaginar. Se trata de la primera derrota del Real Madrid desde que llegó Mourinho y también la primera en esta Liga. En 12 jornadas el Real Madrid sólo había recibido 6 goles, ayer en una noche encajó 5. Mourinho nunca había recibido más de 3 goles como entrenador en toda su carrera.

Fin a una noche de ensueño, la realidad ahora es que el Barcelona tiene dos puntos más que el Madrid, una distancia corta con mucha Liga por delante. Sólo el paso de las jornadas confirmará si la diferencia sobre el campo que se vio ayer se confirma en la tabla. Hoy todos se rinden al homenaje que le dio ayer al fútbol el Barcelona.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...