El Atlético de Madrid naufraga en Anoeta

La Real Sociedad logra la segunda victoria de la temporada en su estadio

Afición Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid deja escapar una oportunidad de oro para dar un golpe encima de la mesa. Los colchoneros se las prometían muy felices con los empates del Valencia y Sevilla, con quienes pugna por la segunda posición de la Liga BBVA. No obstante, los hombres del Cholo Simeone en un partido gris fueron derrotados por una Real Sociedad mucho más reconocible.

Los rojiblancos comenzaron el partido como acostumbran, intensidad máxima y solidez defensiva. Los primeros minutos fueron para los rojiblancos que plasmaron su dominio con un tempranero gol de Mandzukic. El delantero croata culminó un gol típico de los madrileños. Moyá golpeó en largo, Raúl García, soberbio en el balón aéreo durante los noventa minutos, la peino para Juanfran, con el que trenzó una rápida pared dejando en bandeja el gol al nueve del Atlético.

Todo hacía presagiar una victoria de los discípulos del Cholo, control del balón y sorprender en una contra. Pero Carlos Vela, tenía otro guión en la cabeza, el mexicano rápidamente colocó las tablas en el marcador con un certero chut a la cepa del palo. La estirada de Moyá quedó en balde y a los quince minutos el uno a uno campaba en el marcador.

El Atlético de Madrid pareció relajarse tras adelantarse con el gol de Mandzukic lo que le costó la igualada del equipo de San Sebastián. Los jugadores parecieron perder la esencia que les ha llevado a conquistar el campeonato doméstico y por más que se desgañitara el Cholo y el Mono Burgos desde la banda los rojiblancos no reaccionaban ante el dominio de la Real Sociedad. La empanada les pudo costar cara si el colegiado del partido, Álvarez Izquierdo, hubiera señalado penalti de Godín sobre Carlos Vela. El zaguero golpea claramente al mexicano en el tobillo derribándolo dentro del área.

Con la polémica se llegó al final de los primeros cuarenta y cinco minutos. El empate a uno que lucía el marcador electrónico de Anoeta marcaba la igualdad en  el resultado aunque en el campo la Real había declinado el juego a su favor. El Atlético de Madrid salió enchufado tras el descanso y las palabras de Simeone. No hubo que esperar mucho para que Mandzukic pusiera el ay en el corazón de los aficionados txurdiurdines. Esta vez el remate con la izquierda se marchó rozando el palo.

La fisonomía del partido iba a cambiar de lleno con la expulsión de Siqueira. El lateral izquierdo vio dos amarillas en apenas 15 minutos y dejó a su equipo con uno menos, justo cuando mejores sensaciones estaba dando. La reacción desde el banquillo fue inmediata y Ansaldi entró al terreno de juego.

Con un jugador menos el Atlético se acomplejo y la Real alentada por los treinta mil aficionados de las gradas subió la presión hasta asfixiar a los visitantes. Álvarez Izquierdo culminó una noche para olvidar obviando otro penalti sobre Vela. Finalmente Aguirretxe tras varios avisos logró batir a Moyá y poner el definitivo dos a uno en el marcador. 

Imagen: Carlos Delgado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...