El arte de no tomarnos las cosas en serio

El Metropolitan Museum of Art de Nueva York (más conocido como MET) está realizando una exposición Infinite Jest, centrada en las caricaturas. La muestra cuenta con más de 150 ejemplares entre dibujos, bocetos y litografías que abarcan desde el Renacimiento hasta publicaciones en prensa más recientes. Una muestra que no puedes perderte si vas a Nueva York.

Caricatura de Goya

Caricatura de Goya

Las salas de  grabado, dibujos y fotografía del MET acogerán la exposición Infinte Jest (la broma infinita), una muestra de 150 caricaturas que abarcan seis siglos de historia. El valor de esta exposición reside en la calidad y no tanto en la cantidad. Como señalaron las comisarias de la exposición, Elyse Topalian y Mary Flanagan, el Metropolitan posee una extensa colección con miles de piezas que comprenden desde el siglo XV hasta la actualidad, por lo que tuvo que llevarse a cabo un largo proceso de selección.

Las obras que se muestran en Infinte Jest, mayoritariamente pertenece al MET, cuenta con viñetas o dibujos de Leonardo, Tiépolo, Guercino o Bernini. No es de extrañar, ya que fue en Italia donde se gestó este género. Sin embargo, el grueso de la colección se centra en dibujos del XVIII y XIX de Inglaterra o Alemania, destacando muy especialmente las piezas de Daumier y Rowlandson.

La colección de caricaturas y imágenes satíricas se divide en tres ejes vertebradores. El primero de ellos muestra la capacidad del ser humano para reírse de uno mismo en estado puro, donde vemos retratos de personas con rasgos distorsionados e, incluso, adquiriendo partes de un animal o de un objeto. En la segunda zona nos centramos en la sátira social, donde aparecen imágenes satíricas de moda de la época, el juego o el mundo del arte. El tercer espacio lo cierran las caricaturas a personajes políticos.

La sátira política es, quizás, uno de los mayores alicientes de la colección, de la que destacan grabados sobre México, Francia de principios del XIX. En esta parte, según las comisarias se hace énfasis sobre artistas que “quizá son más conocidos generalmente por otro tipo de obras pero que hicieron grandes caricaturas en su época”, como, por ejemplo tres grabados de Delacroix y cuatro caprichos de Goya. De todos modos, Infinite Jest también muestra a otras celebridades como Víctor Hugo, George Bush o Obama.

Una de las carencias más significativas de la exposición del MET es la falta de alusiones a la religión, puesto que siempre ha sido una materia recurrente en este género. Elyse Topalian explicó que la falta de grabados sobre la religión se debe a que “la colección no contaba con muchos ni muy importantes obras dentro de esa temática y, por otra parte, sin ejemplos significativos no merece la pena herir susceptibilidades. Se trata de una exposición para disfrutar y sonreír”. De esto último, no hace falta ni decirlo.

Foto: Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...