Dos primeros etarras obtienen la libertad condicional

La Audiencia Nacional ha concedido la libertad condicional a dos presos de ETA. Fernando de Luis Astarloa y José Manuel Fernández Pérez de Nanclares son los dos primeros presos etarras que han superado todos los pasos de la llamada vía Nanclares, que permite al preso tener la posibilidad de recibir la libertad condicional y permisos durante el fin de semana si renuncia a la violencia y se pide perdón a las víctimas. Según el auto publicado por la Audiencia Nacional, estos dos presos cumplen los requisitos y es por eso que se les beneficia con la libertad condicional, un hecho que no se había producido hasta ahora.

ETA

Los requisitos que han cumplido los dos presos han sido superar las tres cuartas partes de la condena, manifestar por escrito la renuncia a la violencia y el pedir perdón a las víctimas por el daño causado. Con esto, el juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, ha aceptado conceder la libertad condicional. El juez, además, también ha propuesto la posibilidad de que los presos participen en “programas de mediación o encuentros con las víctimas, de carácter voluntario, especialmente para las víctimas”. Pero eso sí, en caso que se produzcan, se deberá informar de las reuniones y su desarrollo previamente.

Los reclusos han presentado una carta donde manifestaban su “desvinculación con la organización ETA por entender que la violencia no representa camino alguno para la obtención de objetivos políticos”. Ahora bien, el proceso es algo más complicado. Para poder acceder a la libertad condicional, los etarras deberán abonar la responsabilidad civil que les queda por satisfacer. A Fernández solo le quedan por pagar 2.2624€ y De Luis ha empezado a abonarlo en pequeños pagos fraccionados. Además, deberán residir en un lugar donde sean designados, bajo la responsabilidad de un familiar.

Jorge Fernández, el ministro de Interior, anunció hace unos días que el Gobierno facilitará el acercamiento de los presos etarras al País Vasco. El requisito para que se produzca el acercamiento consistirá únicamente en renunciar a la violencia. Pero para que se produzcan los beneficios penitenciarios, como De Luis y Fernández, entonces sí que se deberá pedir perdón a las víctimas, reconocer el daño y pagar las indemnizaciones correspondientes.

Foto: ukberri.net en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...