Dos explosiones en Siria causan la muerte de 55 civiles

Han fallecido 55 personas y más de 350 han resultado heridas en un doble atentado en la zona de Qazaz, en el sur de Damasco, la capital de Siria. Tal y como ha apuntado el Ministerio de Interior, dos coches-bomba han estallado esta mañana cuando llevaban más de 1.000 kilos de explosivos e iban conducidos por “terroristas suicidas”. Hay que destacar que cuando el gobierno sirio dice “terroristas”, se refiere a rebeldes y opositores del régimen.

Siria

Gran oposición contra la violencia en Siria que cuesta la vida de tantos civiles

Según ha informado el ministro, la mayoría de personas muertas son civiles, de modo que se puede decir que es el ataque con mayor número de civiles fallecidos desde que empezó la revuelta hace aproximadamente un año. Y es que las explosiones se han producido a primera hora de la mañana, en hora punta, en un barrio en el que muchas personas se dirigían a su puesto de trabajo y los estudiantes al colegio.

Los coches han explotado delante de un complejo militar, en el distrito donde está la Sección Palestina de la Inteligencia Militar, uno de los órganos más implicados en la represión de las protestas de la población contra el régimen de Bachar al Asad. Las explosiones se produjeron casi simultáneamente, de modo que da que pensar si estaba coordinado y planificado.

La televisión siria ha empezado a emitir las imágenes tan desagradables en el momento en que se han producido el atentado. Se veían muchos cuerpos, casi desnudos, tirados en el suelo, llenos de escombros. Los servicios de ambulancia se han acercado posteriormente para socorrer a los heridos. Cuando se ha producido la primera explosión, muchas personas se han acercado a ayudar, y ha sido entonces cuando ha estallado el segundo coche-bomba con más intensidad que el primero.

Kofi Annan, que es el enviado especial de las Naciones Unidas en Siria, y Nabil al Arabi, secretario general de la Liga Árabe, han condenado abiertamente los atentados. Según ellos, estas actuaciones pueden tener “graves consecuencias” en las misiones de los observadores internacionales. El miembro de la ONU ha pedido que se acaben los actos violentos y que tanto los rebeldes como el gobierno negocien el fin de la violencia armada para que la población civil deje de pagar las consecuencias del conflicto, “que ya ha sufrido demasiado”.

También han criticado los atentados Rusia y Estados Unidos, que han pedido que se aplique el plan de Kofi Annan para la violencia, que mantendría el gobierno y los rebeldes en alto al fuego, pero se ha roto numerosas veces. Y también está la ONU, que ha informado que ya han muerto 9.000 personas desde el inicio de la revuelta, 200.000 se han desplazado dentro del país y 30.000 fuera, sobre todo Turquía.

Foto: maskoni en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...