Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza

El 17 de octubre se conmemoró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Este problema afecta a 12’7 millones de españoles, y se ha agravado por culpa de la crisis económica que sufrimos.

En España hay más de 12 millones de pobres.

El pasado miércoles 17 de octubre se celebró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Este día nació en 1993 de mano de Naciones Unidas, que pretende concienciar a la población mundial sobre la necesidad de acabar con la pobreza y la indigencia en todo el mundo, especialmente en los países subdesarrollados. Uno de los Objetivos del Milenio era que en 2015 el número de personas que vivían en situación de extrema pobreza -menos de 1’25 dólares al día- se redujera a la mitad en todo el planeta, algo que por desgracia a día de hoy parece impensable.

Si nos fijamos en un mapa sobre la pobreza, vemos que es un problema que afecta a más del 40% de los habitantes de la mayoría de países africanos y de muchos del sureste asiático, antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central o la India. A priori, Europa -y España- no cuentan con un porcentaje de población destacable que sea pobre, pero cada vez son más los españoles que se ven inmersos en esta situación. La crisis es la principal culpable de que España haya llegado a los 12’7 millones de pobres. Desde que comenzó, un millón de personas se han empobrecido cada año.

Los 12’7 millones comienzan a ser un porcentaje considerable dentro de un país con una población de unos 47’1 millones de personas. El presidente de la Red Europea de Lucha contra la pobreza, Carlos Susías, no dejó escapar esta conmemoración para hacer un llamamiento a las autoridades para que se esfuercen en la lucha contra la pobreza. Susías definió la pobreza como la consecuencia de un «enriquecimiento masivo», lo que implica que «a mayor desigualdad, más pobreza», y lamentó que trabajar para que los pobres tengan una vida digna no se vea bien y que el trabajo de los voluntarios haya sustituido al trabajo remunerado.

Para Susías, la creación de empleo es una de las vías para acabar con este gran problema social, pero mostró su rechazo a los minijobs alemanes que el Gobierno podría estudiar introducir en España. Tampoco confía en el modelo de los macroproyectos como Eurovegas como fórmula mágica para crear empleo, sino que a su juicio debería ir ligado «al entorno comunitario». Tampoco se mostró de acuerdo con la reducción de dinero destinado a las ayudas al desarrollo que presentan los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene, ya que «no puede ser parte de la solución que los que peor lo están pasando, lo pasen peor».

Fuente: EuropaPress

Foto: Orasir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...