Delicada situación para los colegios a causa de los impagos

A raíz de la deuda que las administraciones tienen con los colegios, muchos de ellos concertados, tienen problemas para seguir su funcionamiento normal, muchos de ellos están al borde de cerrar. Ya son más de cuatro mil los centros afectados que tienen problemas para pagar nóminas, proveedores y que no pueden gastar en ni en calefacción.

Parece que nos hemos acostumbrado a la palabra “crisis” y que todo lo que nos vamos encontrando a cada paso lo vayamos aceptando como si nada mejor se pudiera hacer: nuestra sociedad tal y como la conocíamos va desapareciendo poco a poco. Todas la mejoras sociales y derechos que tanto les ha costado conseguir a nuestros padres se van esfumando de un plumazo. Para los que puedan pensar que la crisis solo está en los parados, en los bancos o en las empresas que cierran cada día, algunas de ella emblemáticas y muy importantes, se equivocan. La crisis es para todos y lo que peor me parece es que también la tengan que sufrir los escolares ya sean pequeños o grandes.

La crisis afecta a más de cuatro mil colegios concertados que ven difícil seguir si no se les paga las deudas.

Personalmente me parecen escalofriantes (no sé si por mi condición de madre) las noticias que cada vez van apareciendo con mas asiduidad en los medios de comunicación. Un claro ejemplo es la noticia que apareció hace unos días en la que un estudiante de Castellón fue expulsado por denunciar mediante una imagen el frío que pasan los estudiantes en clase por falta de calefacción. En esa imagen se ve claramente cómo los chicos y chicas están con una manta en clase. Incluso en la noticia que tocamos hoy, también aparecen estudiantes con las chaquetas en clase por el frío que pasan. Pasan frío porque no tienen calefacción y no tienen calefacción porque las administraciones no pagan y por ende, los colegios tampoco pueden pagar a sus empleados ni a sus proveedores. Habría que valorar cuáles son los efectos negativos de que los escolares tengan que estudiar en esas condiciones.

Según la “Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza” (FSIE) más de cuatro mil colegios concertados en toda España están al borde del cierre a causa de los impagos que las administraciones acumulan. Al parecer la Comunidad Valenciana es la que está en peor situación, pero la siguen de cerca Baleares y Cataluña. Estos impagos podrían provocar que muchos colegios tuvieran que cerrar y por lo tanto muchos alumnos se quedarían sin colegio y los profesores engrosarían la larga lista del paro. Esto daría lugar a que a esos alumnos se les privaría de un derecho fundamental: la educación.

Al parecer, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha anunciado que no se tardará en regularizar los pagos a estos colegios, pero sus palabras caen en saco vacío y no han tranquilizado a este sector. En Cataluña, a la vista de este grave problema, se ha anunciado a través de la consejera de Educación de la Generalitat, María José Catalá, que se van a realizar parte de los pagos hoy mismo. Esperemos que sea cierto y que el resto de administraciones se den cuenta de la prioridad que supone evitar que todos estos colegios se tengan que enfrentar a cierres o desahucios, ya que muchos pagan hasta el alquiler con el dinero que se les debe. La pregunta que me hago es: ¿hasta donde va a influir la crisis en la educación de nuestros hijos?

Fuente | abc.es

Foto | UNED en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...