Del Bosque sorprende e Italia aprovecha

La selección española de fútbol debutó en la Eurocopa con un empate ante Italia que da lugar a muchas reflexiones. Toda la prensa especializada apuntaba a un once titular donde la única duda era ver quién sería el ‘9’ elegido por Del Bosque. Los otros diez se podían recitar prácticamente de memoria. Sin embargo, Vicente del Bosque amagó hasta el último instante su once y consiguió regatear a todo el mundo con una alineación menos esperada.

Iniesta, nombrado mejor jugador del partido

Cesc Fàbregas, que llegó lesionado a la concentración del combinado, se vestía de titular para ejecutar la función del conocido falso ‘9’ y dejar a los tres arietes españoles en el banquillo. Un gran entramado de centrocampistas, unidos al jugador de Arenys, tenía la misión de tomar el control del partido con altas posesiones y con llegadas de segunda línea de hombres de talante ofensivo como Silva, Iniesta o el propio Cesc.

Sin embargo, a la sorpresa del once de Del Bosque se unió el buen acierto de Prandelli para adaptarse al medio y sacar provecho de la táctica de España. Sin un nueve de referencia que atara a los centrales italianos, el conjunto azzurro se sintió más cómodo y pudo adelantar sus líneas. Los centrales llegaban al centro del campo en los ataques en estático de Italia, y la presión llegaba hasta la misma área de Iker Casillas.

Con una España incómoda en la primera mitad, las ocasiones más claras llegadon de la mano de Italia, y nuevamente Iker Casillas salvó los muebles y mantuvo a cero la portería en los momentos de menos inspiración del resto del equipo.

Para la segunda mitad, Del Bosque hizo un cambio táctico que ayudó a la Roja a dominar más el encuentro y llevarlo a su terreno. La disposición del equipo en el campo cambió a un 4-2-3-1, con Xabi Alonso y Busquets más juntos y en paralelo y el resto de centrocampistas delante, con más libertad de movimientos. Sin embargo, los contraataques italianos ganaron en peligrosidad con la entrada del poderoso Di Natale, que en un contragolpe superó a Casillas y puso el 1-0 en el marcador. Era un premio merecido para los italianos, que estaban más cómodos que España pese a que su cansancio aumentaba y la posesión de balón cada vez era menor.

Xavi Hernández

España subo reponerse y mantener su mejoría, sin venirse abajo, y probablemente sacando la valentía y confianza que da tener a sus espaldas los triunfos cosechados. La salida de Jesús Navas ayudó mucho al ataques español, que empezó a utilizar las bandas con asiduidad con Alba y el sevillista. Fue sin embargo una combinación prodigiosa entre Iniesta, Silva y Cesc por el centro del área la que permitió al azulgrana marcar el empate y justificar en parte su alineación.

Del Bosque movió ficha y puso a Torres. El delantero del Chelsea fijó a los centrales y, en pocos minutos, logró desarbolar a la defensa italiana más que en todo el encuentro. Sólo su poco acierto en el último disparo impidió que España consumara una remontada que, al final, hubiera sido merecida.

El empate deja a España en una situación aceptable, pues todavía depende de sí misma y todo hace pensar que ni Croacia ni Irlanda serán rivales temibles para la Selección. Sin embargo, Del Bosque deberá barruntar bien su próxima alineación y pensar si abrir las bandas y contar con un ‘9’ es una opción que aporta más soluciones al ataque español.

Fotos: Claudio Villa en Image.net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...