Cumbre por ETA en Moncloa

El anuncio del alto al fuego de ETA sigue produciendo reacciones políticas importantes en busca del final del conflicto con la banda terrorista. Después de que se valorara con un tono optimista pero de «insuficiente» el comunicado que hablaba de un «alto al fuego permanente, general y verificable», José Luís Rodríguez Zapatero no ha tardado en mover ficha y ayer se reunió con los principales actores de la política vasca.

José L. Rodríguez Zapatero / Foto: Getty Images

En Moncloa se citaron el presidente del Gobierno con el lehendakari vasco, Patxi López, y el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, en dos reuniones separadas de Zapatero con cada uno de ellos. Ambos encuentros coincidieron en el hecho de reiterar la insuficiencia del comunicado dado que, en primer lugar, no hablan de un final definitivo de ETA, y en segundo, ponen condiciones como la autodeterminación o el fin de las acciones policiales contra miembros de la banda por parte de las fuerzas del Estado.

Quizá el punto más relevante que citó a Urkullu y López en Moncloa fue el futuro de Batasuna. El comunicado de ETA es un paso adelante y posiblemente un intento de la banda para que el partido de la izquierda abertzale vuelva a la escena política dos años después de que Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo le relacionara con ETA.

Sin embargo, tanto el Gobierno como Urkullu y López coinciden en que en ningún caso la tregua definitiva de ETA significa un paso a favor para el regreso de Batasuna. Para eso Batasuna deberá romper claramente con ETA, algo que no se ha mostrado de forma explícita hasta el momento. Arnalgo Otegi sigue, desde la cárcel, observando los movimientos y buscando la forma de que su fuerza política esté en las próximas elecciones, algo que se prevé muy complicado de cara a las autonómicas de mayo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...