Continúan los ataques de Bachar al Asad a la población civil

La guerra continúa en Siria. Esta madrugada, las tropas de Bachar el Asad han empezado a bombardear la ciudad de Hama. Pero la ofensiva contra la ciudad de Homs no se acaba, en un intento por destruir la oposición al régimen. Diferentes activistas han informado que se lanzan más de dos bombas por minuto causando la muerte de muchos civiles. Los militares acceden con tanques a las ciudades donde disparan a la población.

Homs

Crisis humanitaria en la ciudad de Homs: no hay alimentos ni combustibles

Pero la ciudad de Hama es de vital importancia. En 1982 fue el epicentro de la revuelta, provocando una dura represión por parte del gobierno liderado por ese entonces por Hazef el Asad, padre de Bachar el Asad. Un ciudadano ha informado a la agencia Reuters que se han cortado las redes de telefonía móvil y fija, de modo que la comunicación es muy complicada y la ciudad está prácticamente aislada. Se han atacado hospitales, causando más de diez heridos y situando en las azoteas algunos francotiradores.

La situación de Homs es muy grave. Prácticamente no hay comida ni combustible, ya que los comercios han cerrado a causa de los ataques. La violencia se produce sobre todo por la mañana, parando por la tarde y regresando por la noche. Hace dos días aparecieron unas fosas comunes junto a una carretera rural. Ni los militares del régimen ni los activistas sirios han informado sobre quien son esos muertos.

La Liga Árabe reclamó a la ONU que envíe una fuerza de paz para poder acabar el conflicto. A parte de sanciones económicas al régimen sirio y suspender todas las relaciones diplomáticas, ha pedido también un alto al fuego para poder hacer las negociaciones en un contexto de no violencia. Según Nabil Elaraby, secretario general de la Liga, “ha llegado la hora de tomar acciones decisivas para frenar el baño de sangre que sufre el pueblo sirio desde principios del año pasado”.

Por su parte, la ONU ha afirmado que Bachar el Asad está llevando a cabo un asesinato sistemático de civiles. Pero el Consejo de Seguridad se ha encontrado con el veto de Rusia y China para actuar, que dicen que se debe mantener la soberanía territorial de cada Estado, sin tener en cuenta el régimen que lo gobierne. Wen Jiabao, el primer ministro chino, ha asegurado que no se va a “proteger a ninguna parte incluido el Gobierno de Siria”.

El jueves la Asamblea General de la ONU votará si condena el ataque sistemático de civiles y si exigirá la detención de los ataques. Pero esa decisión es solo simbólica al ser un órgano consultivo, no hay derecho a veto como el Consejo de Seguridad y, al fin y al cabo, es solo una petición verbal, sin más consecuencias ni aplicación real.

Foto: Freedom House

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...