Consejos de golf: la cabeza y el swing

El golf es un deporte que se caracteriza, simplemente, por su complejidad. No porque sea muy difícil de jugar –lo es, pero con práctica se logra- sino pues porque, ante cada golpe, son varios los movimientos articulados del cuerpo que deben trabajar coordinadamente y al mismo tiempo.

Vuestra mente suele jugar malos momentos, pues según los orientales todo depende de ella, y en el golf, precisamente es así.

Para algunos maestros y profesores del golf, en el momento del swing, la mente debe permanecer “en blanco y sin pensamientos”, aunque para otros deben ser “segundos de concentración y control mental en el objetivo”.

Sin embargo, a vuestra consideración, la clave en esos breves instantes se encuenta en la visualización, es decir, en los segundos previos al impacto

visualizar el swing, el golpe, imaginar su dirección y su resultado

Dicha  previsualización es clave para anticipar al impacto, una imagen positiva sobre el swing a realizar, aplicarlo en el golpe real y lograr el mejor resultado posible.

Hay que aclarar que iniciarse en el golf, requiere cierto tiempo, lograr que el cuerpo trabaje articuladamente para poder realizar un swing consistente con un buen impacto de bola, pero especialmente los golfistas novatos deben tratar de mantener la mente sin presiones.

Resumiendo, en el momento de realizar el swing, será muy importante tener de la mente en blanco, siempre previsualizar el golpe, su dirección y dónde debería acabar la bola, abandonar todo pensamiento negativo, realizar swings de práctica y ejecutar el golpe.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...