Concluye la polémica ampliación del Canal de Panamá

Sacyr da por concluidas las obras de ampliación del Canal aunque se mantienen sobre la mesa reclamaciones por importe de 2.443 millones de euros.

canal

Las grandes obras de ingeniería son objeto de deseo por parte de las constructoras porque constituyen un escaparate excepcional además de generar unos ingresos igualmente importantes. Sin embargo, no pocas veces se producen choques entre contratistas y contratadores que amenazan con tumbar los proyectos. Las obras de ampliación del Canal de Panamá han sido notablemente tensas en su tramo final, con acusaciones recíprocas entre las partes y con la posibilidad real de paralizar el proyecto sobrevolando el ambiente. Finalmente, las obras han concluido para alivio de todos.

Sacyr, la compañía española que comanda el consorcio de empresas encargadas de realizar la ampliación del Canal, ha dado por finalizados los últimos trabajos y la fastuosa infraestructura podrá inaugurarse el próximo mes. La tarea pendiente era el tercer y último juego de esclusas que permitirán abrir y cerrar distintos tramos del Canal. Con ello se pone fin a siete años de trabajos en la zona y a una intensa batalla judicial que, por otro lado, sigue lejos de estar resuelta. Los tribunales todavía deben pronunciarse.

Los problemas arrancaron en 2014, cuando la Autoridad del Canal de Panamá detectó unos abultados sobrecostes en los presupuestos de las obras. Sacyr se excusó alegando que lo presupuestado inicialmente ya no tenía validez porque las condiciones del terreno no eran las mismas que el Gobierno panameño había indicado en 2009. El litigio fue sonado y en varios momentos se habló incluso de la posibilidad de reemplazar a Sacyr por otra empresa para que se hiciese cargo de la culminación de las obras. Los propios gobiernos de ambos países tuvieron que mantener contactos al máximo nivel.

La situación se encauzó al menos en el terreno diplomático pero las reclamaciones siguen en pie. Un tribunal de Miami será el encargado de llevar a cabo el arbitraje para decidir el destino de 187 millones de euros en disputa, al tiempo que hay otro litigio en marcha por importe de 215 millones de euros. Para redondear las cifras, la cuantía total de las reclamaciones pendientes se eleva hasta 2.443 millones de euros.

Via: República.com.

Foto: Canal de Panamá Vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...