Cómo utilizar el tee correctamente (I)

En el golf existen varios términos algo técnicos que son precisos conocer para familiarizarse con los nombres y objetos que utilizaremos en un campo de golf. Uno de ellos es el “tee”, un diminuto palillo de plástico con una pequeña base en el extremo superior que será utilizado únicamente para pegar en el primer tiro de cada hoyo.

Es en este soporte en que se coloca la bola para ejecutar el primer impacto, aunque dependerá de cada golfista cómo utilizarlo, cuándo, a qué altura y en qué circunstancia del tee de salida de cada hoyo. Para saber cómo utilizar el tee, aquí os detallo algunas recomendaciones.

Cuando en el primer tiro utilicemos el drive, al contar con una gran cabeza de palo (la mayor de toda la bolsa) será conveniente colocar el tee a una altura en que la bola repose justo en la mitad de la cabeza de palo o algo más arriba. Más elevado que ello o más bajo podría provocar un impacto inadecuado.

Con la madera 3 ocurre lo mismo. Al ser el segundo palo en distancia y tamaño de la bolsa, colocaremos el tee a la altura necesaria para que la bola no sobrepase demasiado la cara del palo. Si lo colocamos muy arriba, podríamos impactar la bola con la parte superior de la cabeza del palo. Si lo colocamos muy por debajo, podríamos impactar en el césped.

Vale recordar, entonces, que al colocar el tee muy al ras del césped, el swing será muy vertical. El resultado inmediato será un slice. Otros, por hábito y seguridad, colocarán la bola de manera tal que apenas sobresalga la bola por sobre la cara del palo.

En definitiva, dependerá de la comodidad de cada aficionado. Siempre será mejor realizar un swing con una madera de la forma más cómoda y segura posible, siempre teniendo en cuenta los consejos brindados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...