Cómo aprender del fracaso y el éxito de Tiger Woods

El cómo ha vuelto Tiger Woods a triunfar y ganar después de más de 10 años es un buen ejemplo para empresarios o emprendedores que han fracasado.

historia de golf

El mundo de los emprendedores es duro y complicado. No siempre se está en forma, no siempre se puede dar la cara o no estamos preparados para lanzarnos a la plaza y torear. Recientemente Tiger Woods, el jugador de golf que hasta hace unos años era representante clave de este deporte, ha demostrado que aprender del fracaso y volver a triunfar es posible. Su caso ha servido para que miles de personas se inspiren y vean que hasta después de cometer los mayores errores es posible volver a primer plano y recuperar aquello que habías perdido tiempo atrás.

Tiger Woods protagonizó un escándalo de infidelidad que acabó con su matrimonio, se lesionó y pasó por distintos incidentes similares que acabaron con su vida personal y profesional. No obstante, en 2019 se ha alzado y ha vuelto a ser campeón cuando nadie apostaba nada por él (salvo un afortunado que de casualidad invirtió en su victoria y se hizo millonario por ello). ¿Cómo aprender de esto? ¿qué es lo que ha permitido que Woods vuelva a estar donde estuvo y que recupere aquello que había perdido? Hay algunas cosas que se nos vienen a la cabeza cuando vemos su progresión.

Lo primero es reinventarte a ti mismo. Hablar contigo en tu interior, de una manera personal o tratando con profesionales. Nunca hay que tener miedo de trabajar con psicólogos para que ayuden a reconducir esos pensamientos que puedes haber despistado con el paso de los años. En una situación de caída en desgracia el negativismo domina la persona, pero hay que tener diálogo interior como para poder reconducir todo ello hacia algo más positivo. Aprender de lo que ha ocurrido, aprender de los errores para que no se vuelvan a cometer y madurar en el proceso, ayudará a emprender el camino.

Otra cosa que hay que hacer es acabar con los malos hábitos. A veces somos conscientes de que estamos perpetuando algo que no resulta sano y lo que hacemos es seguir con ello, quizá aplacando esos demonios con otro tipo de factores que nos hagan sentir mejor. Pero la cuestión no es solapar un problema con un incentivo y así seguir avanzando. Lo que hizo Woods fue terminar por aceptar los problemas, solucionarlos, retomar su identidad y solucionarlo. Ver que algo falla no significa tampoco que debamos huir de ello, dado que en algún momento u otro la persecución terminará y el problema nos volverá a alcanzar sin que sepamos cómo actuar. Hay que solucionarlo tal y como hizo el jugador de golf poniendo en orden sus problemas y reconduciéndose.

Y no olvidemos el valor de desaprender y de aprender por mucho que creamos que ya lo hemos visto todo y que estamos en el punto correcto o que ya ha pasado demasiado tiempo para que volvamos atrás. Tenemos que ser conscientes de que somos personas y de que nos equivocamos y que si hemos introducido en nuestra vida un patrón que nos afecta, deberíamos desaprenderlo y aprender de nuevo cómo este puede ser parte de nosotros sin que tengamos que sufrir sus consecuencias. La vida de Woods había llegado a un punto muerto en un momento trágico a todos los niveles y lo que hizo fue ir poco a poco desaprendiendo todo lo negativo, eliminándolo de la ecuación y quedándose solo con aquello positivo. Reforzó lo bueno que siempre había tenido con él, con su swing para jugar al golf y lo acompañó de las nuevas cosas que había aprendido por el camino. Esto le llevó de nuevo al éxito.

éxito Tiger Woods

Tiger Woods también tuvo que entender que la autoimagen que se había formado, en base debido a los comentarios de la prensa, de su familia y del mundo en general, quizá no era la más sana en ese momento de su carrera. ¿Por qué pasar el día escuchando aquello que le decían todas las voces y que aseguraban que el jugador de golf se encontraba acabado de una manera definitiva? En lugar de ello lo que hizo fue ser sincero con su autoimagen, forzarse una representación de lo que él había sido sobre el campo de golf y reforzarlo todo para llegar a ser de nuevo aquello que quería ser. Sin escuchar más los comentarios negativos de la prensa, ni tampoco de quienes le recomendaban que se retirara, porque su tiempo había acabado de manera absoluta, llegó a alcanzarse como campeón y demostró, en parte, que las soluciones están ahí esperando a que sean aprovechadas.

La historia de Tiger ha sido cuanto menos inesperada. El mundo no pensaba, por todo lo que hemos dicho, que pudiera regresar y hacerlo con una victoria. Nunca sabremos qué pensaba él en su interior, pero su cara era de satisfacción por haber recuperado aquello que le había hecho feliz en el pasado. Cualquier persona puede aprender del fracaso y volver a triunfar. Si lo hizo él, que cayó en lo más profundo, no hay duda de que esto es cierto.

Foto: 1201912019

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...