Chrome, el más seguro

Hace poco Google Chrome conseguía comerse a su más directo competidor, el Mozilla Firefox -que pasa por horas bajas- y posicionarse como el segundo navegador más utilizado del mundo, aún bastante lejos del que hasta ahora ha sido la pesadilla de todo navegador que pretendiera hacerle sombra; Internet Explorer. El navegador de Microsoft parece haber recobrado su donaire con el lanzamiento de la versión 9, que le hace parecer un poquito más un navegador del siglo XXI a base de copiar a Chrome, pero aún frío y adusto, sin el encanto del buque insignia del buscador que además acaba de ver reconocida su labor por un estudio que revela al navegador de Google como el más seguro del mercado.

navegadores

Gráfico que muestra las conclusiones del estudio de Accuvant LABS.

La otra cara de la moneda, Firefox, que pasa por la peor racha de su historia debido a una mala gestión de las actualizaciones y si me permiten decirlo, también a causa de un abigarramiento excesivo. Lo explico; las navajas suizas son muy útiles y un invento sin igual pero a veces vemos navajas pretendidamente suizas que tienen como cincuenta accesorios distintos saliendo todos de un mismo cuerpo. Pues oye, muy curioso de ver el invento pero es que tiene tanta historia que se convierte en poco práctico y los cacharros se comen unos a los otros.

Lo mismo le ha ocurrido a Firefox. En su día fue muy versátil y muy cómodo gracias a una política de integración de un cierto número de plugins que funcionaban como la seda. Pero claro, tanto va el cántaro a la fuente que al final quisieron meter tanto en tan poco que ya no sabías si estabas ante un navegador o ante la cabina de pilotaje de un Boeing 747. Firefox se ha acabado convirtiendo en un mazacote que no sirve bien a su propósito, que no es otro que navegar de la manera más rápida y sencilla.

Y así las cosas, ha acabado siendo devorado por Chrome, que según el estudio llevado a cabo por Accuvant LABS, presenta los niveles más altos de desarrollo de tecnologías de última generación en materia de navegadores web. Integra por ejemplo los sistemas de seguridad ‘sandbox’ cuya misión es aislar nuestro equipo de la información del navegador, evitando así el contagio de malware. También cuenta con tecnología de endurecimiento de código JIT, que garantiza una mejor respuesta ante ataques y exploit.

A perro flaco todo son pulgas; Firefox se ha revelado en el estudio como el navegador más vulnerable de los tres analizados, bastante descolgado además de la segunda posición que ocupa Internet Explorer. Microsoft ha hecho bien los deberes y la última versión de Explorer le pisa los talones a Chrome aunque patina en el tema del sandboxing, que está mucho menos implementado que en el navegador de Google. Algunas voces ponían en tela de jucio las conclusiones de dicho estudio, puesto que fue encargado por el gigante del buscador. Desde Mozilla se afanaban a restar importancia al resultado alegando que concede demasiada importancia a la tecnología  sandbox, interesante según dicen, pero no una ‘bala de plata’ en materia de seguridad.

Esperamos con interés la próxima escaramuza en lo que se ha convertido en la enésima guerra de los navegadores. Menos mal, ya se echaba de menos un poco de acción.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...