Chardin, el maestro del bodegón por primera vez en España

A pesar de que su obra despertó el interés de grandes artistas como Cézanne, Matisse, Morandi o Picasso, el pintor francés Chardin es casi un desconocido en España. Hasta el punto que nuestro país solo alberga tres obras suyas, ubicadas en el Museo Thyssen. Esta situación va a cambiar desde hoy hasta el próximo 29 de mayo, periodo durante el cual el madrileño Museo del Prado acogerá la exposición Chardin (1699-1779). Esta muestra antológica, primera en su especie que visita nuestro país, consta de un total de 57 obras. Destacan La tabaquera, El joven dibujante, El niño de la peonza o La raya, algunas de las más famosas y aclamadas del artista. También tres versiones, procedentes de Londres, Dublín y Washington, de La joven maestra de escuela.

'La joven maestra de escuela'. Chardin, 1735-36

Este autodidacta maestro del bodegón ha sido definido por Miguel Zugaza, director del Prado, como «un pintor extraño, con una magia que pronto se nos hace familiar. Es un genio de la era de la decrepitud de la pintura. El primero de los pintores modernos y también uno de los últimos». Durante gran parte de su vida pintó la cotidianidad, aquello que forma parte del día a día y que pasa desapercibido. «Le gustan las cosas humildes, los objetos de la vida cotidiana, los gestos de todos los días que se repiten incansablemente. Ama el silencio que nada perturba«, explica Pierre Rosenberg, director de escena de la muestra, en declaraciones a El País. Precisamente de la labor de Rosenberg también habla maravillas Zugaza, puesto que «parece fácil porque lo que pinta son cosas corrientes de la vida humana, pero es un pintor muy particular y especial, nada fácil».

En el paseo por la obra de Chardin también puede contemplarse el cambio de estilo de su última etapa, en la que regresa a la naturaleza muerta e incluso se contemplan algunas piezas pintadas al pastel. Según leemos en el rotativo, esta evolución se debe al intento del artista de mitigar los efectos de la amaurosis, una enfermedad causada por el plomo que se usaba como aglutinante para el óleo y que terminaba por paralizar los párpados.

Quienes quieran disfrutar de esta oportunidad, podrán hacerlo por 10 euros (acceso exclusivo a la exposición) o por 12 euros (acceso también a las exposiciones permanentes). Permanecerá abierta de martes a domingo de 09:00h de la mañana a 20:00h de la tarde.

Foto: The Young Governess por unforth en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...