Cambios en la normativa de seguridad nuclear para una mayor eficacia en la protección de ciudadanos y medio ambiente

La Comision Europea ha realizado modificaciones en la política nuclear del continente para poder reafirmar la seguridad en la producción de este tipo de energía.

Es muy importante que haya una política eficaz de seguridad de la producción de energía nuclear europea y la existencia de unas directrices protectoras para poder prevenir accidentes nucleares comparables al de Fukushima y que sea posible la antelación a cualquier emergencia nuclear.

El 13 de junio de 2013, la Comisión Europea ha fijado unos objetivos de seguridad a nivel europeo, que modifican la normativa de seguridad fijada en 2009, para reducir sensiblemente los riesgos nucleares y afianzar la seguridad de las personas y el medio ambiente. La formativa se basa en la implantación de un sistema de revisiones regulares y el refuerzo de las competencias de las autoridades reguladoras de las misma para conseguir una mejora constante de la seguridad nuclear.

Günther Oettinger, Comisario de Energía, ha afirmado: “corresponde a los Estados miembros decidir si quieren producir energía nuclear o no. A día de hoy, funcionan en Europa 132 reactores nucleares. Nuestra tarea es garantizar la seguridad en todos los estados, siendo un ámbito de máxima prioridad”.

La nueva Directiva se resume en los siguientes puntos:

  • En caso de accidente, la radiactividad será nula.
  • Revisiones regulares a nivel europeo cada seis años.
  • Todas las centrales nucleares serán sometidas a una revisión periódica de seguridad nacional cada diez años.
  • Creación de nuevas centrales nucleares que garantizan que si el núcleo del reactor sufre daños, no tenga consecuencias fuera de la instalación.
  • Preparación y respuesta ante las emergencias in situ; cada central nuclear contará con un centro de respuesta ante las emergencias.
  • Las autoridades reguladoras nacionales y los gestores de las centrales elaborarán una estrategia para informar al público de accidentes y el funcionamiento normal de la central, que será publicada para invitar a los ciudadanos a que participen en la política de protección de cada central.
  • Las autoridades reguladoras nacionales serán independientes en la toma de decisiones y que los intereses políticos, económicos o societarios no prevalecerán nunca sobre los objetivos de seguridad.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...