Boda de Marta Ortega: la discreción como heredera del Imperio Inditex

Una de las bodas más esperadas en España tuvo lugar el pasado sábado. La heredera del Imperio Inditex, Marta Ortega, de 28 años, dio el ‘Sí Quiero’ a su pareja, el jinete asturiano, Sergio Álvarez Moya, de 27 años, quien se nombró número uno en el ránking nacional de saltos. La ceremonia tuvo lugar en el complejo perteneciente a la familia Ortega, en la localidad de Anceis, en el municipio de A Coruña, Cambre.

Con apenas 200 invitados a la ceremonia, la hija del imperio Inditex ha sabido mantener la discreción en todo momento. Entre los invitados se contaba con la presencia de familiares y una gran cantidad de amigos de la pareja, como la cantante soprano Ainhoa Arteta, o la conocidísima amazona Athina Onassis.

Los detalles de la ropa elegida para la ocasión han sido minuciosamente guardados hasta el último momento. El novio vistió un traje de Massimo Dutti, llegando con su madre, Margarita Moya Zamora, apenas un cuarto de hora antes de las ocho de la tarde. Y tras la espera, veinte minutos después, hizo la aparición más esperada la novia, sonriente y deslumbrante Marta Ortega, acompañada por su padre, Amancio Ortega. Fue en ese momento en el que se desveló uno de los secretos mejor guardados y más esperados por todos, el traje de la novia.

Frente a todo lo que se esperaba, el vestido no fue diseño exclusivo de la marca familiar, Zara, sino que la heredera del imperio Inditex lució una obra de Narciso Rodríguez. El pelo lució recogido en un moño, el cual estuvo estratégicamente confeccionado para dar un toque despeinado a la novia, y poder lucir del mismo modo el velo. En la mano, lució un espectacular ramo elaborado por el artista francés Thierry Boutemy.

Una vez encontrados todos los invitados y los protagonistas del evento, dentro del complejo familiar de los Ortega, los novios se dieron el «sí, quiero» en una capilla creada expresamente para la ocasión, y en la que tan solo podían tener acceso doce personas. El resto de los invitados pudieron seguir la ceremonia a través de pantallas de plasma en la antesala de la capilla. Una idea muy original, privada y emotiva que idearon los novios para salvaguardar todos los detalles de la boda.

El banquete inspirado en un «club hípico inglés», reunió a todos los invitados en la carpa, quienes pudieron degustar un exquisito y elaborado menú de dos grandes cocineros. Los artistas Marcelo Tejedor, estrella michelín por su local ‘Casa Marcelo’, Santiago de Compostela, y el asturiano Nacho Manzano, con dos estrellas michelín por ‘Casa Marcial’, elaboraron el plato estrella: merluza de Celeiro, el plato favorito de la novia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...