Bob Dylan y la canción protesta

Bob Dylan es uno de los artistas más influyentes que jamás han existido. Se inició en el mundo de la música como un gran admirador de Woody Guthrie, pero pronto comenzó a escribir su propia historia. Fue uno de los principales estandartes de la canción protesta, actuando junto con Joan Baez en la marcha por los derechos civiles en el año 1963 en Washington D.C. Entre las canciones más conocidas de esta etapa destacan: Blowing in the wind o Masters of war

Cuando me planteé escribir sobre Bob Dylan, reflexioné que era francamente difícil tratar su personalidad, incluso, su obra. Su complejidad supera la de cualquier otro personaje público. Este artista con mayúsculas representa mejor que nadie la evolución que ha seguido el mundo occidental durante el siglo XX y el siglo XXI. Dio un giro memorable a la música popular norteamericana. El folk se volvió rock. Mezcló sonidos tradicionales con nuevas tendencias. En su cara están proyectadas cada una de las formas del sueño americano. De origen humilde, emigró a la gran ciudad de Nueva York para visitar a su principal referencia musical. El hombre que le había marcado, que sería decisivo para encaminar sus comienzos artísticos se estaba muriendo. Woody Guthrie, el hombre que tenía tatuada en su guitarra la frase: “Esta máquina mata fascistas”.

Bob Dylan / Foto: Getty Images

Los primeros discos de Bob Dylan (Bob Dylan, The freewheelin o The times they are a-changin) son una mezcla de blues, gospel y folk. Son característicos sus talkin blues, que de alguna forma, son un homenaje a su ídolo de juventud. Woody influyó de forma decisiva en la forma de pensar de Bob y creo que si Woody no hubiese existido, Bob jamás hubiera llegado a donde lo hizo. A medida que escribo sobre Dylan se me ocurren decenas de anécdotas, de etapas de su vida con son dignas de comentar. Así que creo que limitaré este post a su primera etapa, a aquella en la que cantaba con Joan Baez en la marcha por los derechos civiles en el año 1963 en Washington D.C. o en la que se erigió como principal estandarte de la canción protesta. A él le siguieron decenas de músicos, que utilizaron la palabra y las notas musicales como mejores armas para protestar contra un país cada vez más beligerante. El apogeo de la canción protesta llegó a mediados de los años 60, en plena guerra de Vietnam.

Durante estos primeros años, Bob Dylan alcanzó una popularidad espectacular. Suyos son los himnos Blowing in the wind, Masters of war o One too many mornings. El Bob Dylan más político se hizo evidente en 1963 cuando no compareció en el programa The Ed Sullivan Show, por las presiones de la cadena CBS a que no tocara Talkin’ John Birch Society Blues. Desde entonces, Bob Dylan no fue el mismo. Sin embargo, nunca quiso meterse en política, a pesar de que muchas de sus canciones, por aquel entonces, era inevitable que se politizasen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...