Bibliotecas para prestar libros escolares en Valencia

Nueva iniciativa para ayudar a los padres con los gastos de la «vuelta la cole». La medida consiste en crear bibliotecas de libros de texto y así hacer un intercambio entre los alumnos.

Niños en las aulas.

Los recortes están llegando a casos impensables e incoherentes. La educación, por ejemplo es uno de esos casos. Los padres hacen un verdadero esfuerzo para comprar los libros de texto del nuevo curso. Incluso en Primaria, el coste de todos los libros puede ascender hasta 200 euros.

Siempre ha sido motivo de queja el precio de los libros del colegio, pero es ahora cuando este caso más se resiente. Ya que las ayudas han disminuido, o mejor dicho, son casi inexistentes. La crisis y un número insuficiente de becas ha hecho saltar la alarma. Padres de alumnos y profesores han advertido que algunos niños podrían ir sin libros al colegio.

El problema se agrava cuando hay más de un niño por familia, ya que el coste será mayor y por mucho esfuerzo que hagan los padres, no se puede. Además no sólo son los libros, también hay que comprar material escolar como, libretas, bolígrafos, la mochila, lápices… Con tres niños en una misma familia el coste puede subir hasta 1000 euros. Ese es el sueldo de una persona con trabajo. Si añadimos que hay muchos padres en el paro, la situación se complica.

Hay veces, que de un año para otro los libros en un mismo colegio cambian. De tal manera que los libros de un niño no sirven para su hermano más pequeño y los padres tienen que comprar otros libros para el mismo curso. A todo esto también hay que sumar la subida del IVA.

Para afrontar esta situación se han empezado a tomar medidas. Se ha creado un «Banco de libros». Bibliotecas para prestar libros de años anteriores. Con la creación de estos fondos bibliográficos tendremos otra alternativa nueva para reducir el coste que supone a muchos padres la vuelta a las aulas.

Todas las familias podrán formar parte, pero para solicitar libros también habrá que prestar. Todo quedará registrado, como en las bibliotecas, constará el alumno que lo obtiene como préstamo. Además, al finalizar el curso se deberá devolver en las mejores condiciones posibles y se penalizará si se ha deteriorado por el mal uso.

La otra cara de la moneda son las editoriales de los libros de texto que es ahora, al comienzo del nuevo curso escolar, cuando aumentan sus ventas y en una situación económica muy difícil.

Padres, niños, profesores… todos debemos hacer un esfuerzo y proponer iniciativas para que la educación no sea un problema y que ningún niño se quede sin libros.

Foto / DONOSTIA KULTURA

Información / J. Batista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...