Bahrein, nueva cara de la protesta islámica

La ola de protestas del mundo islámico sigue tras el éxito de las revueltas en Túnez o Egipto que han derrocado a Ben Ali y Mubarak. Ayer explicábamos las primeras protestas en Libia contra Gadaffi, que lleva 42 años en el poder, y ahora también Bahrein lucha por la liberación de su pueblo.

Primer ministro de Bahrein, Khalifa bin Salman al-Khalifa

La protesta en el país ha empezado de una forma muy violenta desde sus inicios. La protesta chií en Manama, capital del emirato, se ha saldado con tres muertos y más de cincuenta heridos a causa de la contundencia con la que se ha mostrado la policía y el ejército del país, que no quiere ver desembocar las manifestaciones en grandes movilizaciones como ocurrió en los países vecinos.

Las noticias iniciales son confusas, pero los manifestantes afirman que la carga ha sido total ante una protesta pacífica que ha derivado en una batalla campal. Nuevamente la prensa internacional es víctima del régimen del país como ocurriera en Egipto en otra medida del gobierno para silenciar el conflicto.

La principal reclamación del pueblo chií, que es la principal población autóctona de Bahrein, es la llegada de una monarquía constitucional que acabe con el régimen suní al que se ven sometidos en la actualidad. El líder chií, Ali Salmán, ha afirmado que no buscan una caída del régimen ni la llegada de un régimen religioso como el de Irán, sino un sistema igualitario para todos. Como también ocurrió en Egipto, Estados Unidos ya ha tomado posición en el asunto pidiendo al régimen suní que respete la libertad de expresión y manifestación de las protestas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...