‘Avenue Q’ sigue arrasando en los teatros españoles

Ya hace casi un año que el energético montaje del grupo Yllana llegó al teatro Nuevo Apolo de Madrid. Avenue Q, mezclando actores de carne y hueso junto a marionetas encima del escenario, logró tal éxito en la capital española que Miguel Antelo (director) y los demás decidieron irse de gira por el país. El proyecto ganó 3 premios Tony en el 2044 y un premio Laurence Olivier al Mejor Musical en el 2007, además de haber durado siete años en Broadway. Un reconocimiento, que junto al brillante trabajo llevado a cabo por parte de todo el equipo, está teniendo su repercusión más que positiva en las taquillas españolas.

Las entrañables marionetas logran centrar la atención del público gracias al excelente manejo de sus actores.

Durante las últimas semanas, Avenue Q ha estado presente en Donostia, Bilbao, Logroño o Valencia y se prevé que el equipo siga haciendo gira hasta mediados de Octubre en distintas capitales españolas. Pero a pesar que el musical esté basado en los personajes de Sesame Street, no se trata, precisamente, de una propuesta infantil. El espectáculo cuenta la historia de un grupo de jóvenes que una vez resquebrajada la burbuja adolescente, obre los ojos y descubre, a los casitreintaños, que la idílica calle de su infancia se ha convertido en la pobre avenida de un suburbio de Nueva York, alejado de todo y situado en medio de ninguna parte. Además, los personajes se dan cuenta que los adorables peluches (primos de los de Barrio Sésamo) son sus vecinos y están tan perdidos y hechos polvo como ellos.

Tocando temas como el sexo, la homosexualidad secreta o el racismo, el musical incorpora lenguajes y temática adulta, además de desnudos frontales de marionetas (con un polvo peluchense incluido y divertidísimo que puede provocar alguna arruga de cejas en platea) por lo que se recomienda para un público mayor de 13 años. Con una extrema habilidad de los actores para lograr que te olvides de su presencia y centres tu atención en los muñecos, el público se contagia de modo inevitable de todas las canciones y su encanto, que llegan a suplir claramente la ligera falta interés en la trama. El musical dura dos horas y media (con media parte) y las entradas tienen un coste de entre 25 y 25 euros en función de la localización en platea.

Foto: Freedomchild en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...