Aumenta la venta de sillas de oficina e Ikea hace caja

El teletrabajo ha llevado a que la cantidad de sillas de oficina que se está vendiendo sea muy superior a la habitual.

La crisis de la COVID-19 no solo ha traído miseria y crisis, sino que para algunos negocios y productos ha significado un aumento de ventas de lo más significativo. Es lo que ha ocurrido con Ikea y con la mayoría de los productos que se comercializan en la tienda, donde han sido miles de personas las que han ido a comprar mobiliario con el que cubrir las necesidades que tienen para realizar teletrabajo.

En especial algunos de los productos que más éxito han tenido en esta revolución de Ikea del coronavirus han sido las sillas de oficina o escritorio. Un dato lógico, puesto que por regla general todos contamos en casa con mesas que nos permiten colocar el portátil y trabajar cómodamente, pero no suele pasar lo mismo con las sillas En el hogar normalmente dependemos de sillas más estéticas y fáciles de manejar, pequeñas y funcionales, y no con sillas de oficina, que son más voluminosas, complejas, pesadas y de una estética muy específica.

Pero con el teletrabajo es imprescindible que usemos una de estas sillas en el hogar si no queremos terminar con la espalda totalmente destrozada al pasar tantas horas sentados delante del ordenador. Esto ha llevado, como decíamos, a que la venta de sillas y mobiliario de oficina en Ikea aumente de una forma enorme. Y algunos productos se han llegado a convertir incluso en súper-ventas, como la silla Alefjäll de la que está hablando todo el mundo.

El problema añadido que ha ocurrido con las sillas y que explica porqué ahora mismo hay tan pocas sillas de oficina en Ikea (algo surrealista en cualquier otro momento del año), es que se han registrado varios inconvenientes en la cadena de producción y suministro. La propia entidad sueca habla de la situación que se está viviendo con las sillas y de cómo los cargamentos se han visto afectados prácticamente en todo el mundo. Debido a ello, encontrar una buena silla ahora mismo a un precio del tipo de Ikea no es sencillo, quedándose muy reducido el catálogo de modelos entre los que podemos elegir (y algunas tiendas parece que no tienen stock de prácticamente ninguna silla de oficina).

Declaraciones de miembros del personal de Ikea apuntan a que hasta Navidad posiblemente no se recibirán más unidades de las sillas más buscadas y en algunos casos la espera se podría demorar incluso a 2021. No sabemos si al final acabará compensando más ir a la oficina y tomar prestada nuestra silla de siempre a la vista de que el teletrabajo, muy posiblemente, se extenderá durante unos cuantos meses más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...