Así serán las tiendas del futuro y cómo desaparecerán las tradicionales

El futuro nos espera con tiendas tecnológicas en las que cambiará la manera de comprar para dar paso a un sistema más avanzado.

Vistazo al futuro

Si hace 20 años nos hubieran dicho que podríamos llegar a comprar al supermercado con nuestro teléfono móvil seguramente te hubieras reído a carcajadas, ya que por aquel entonces no podríamos imaginarnos sin eso de coger nuestro carrito de la compra, llenarlo hasta arriba y sacar la tarjeta para pagar el pedido. Es una imagen que todos nosotros la hemos hecho alguna vez, sin embargo el futuro no está tan lejos como parece, puesto que ya hay algunas tiendas a las que podíamos denominar como “inteligentes”, donde podremos llevar a cabo nuestra compra sin necesidad de pasar por un cajero.

Todo ello se debe a la inclusión de las nuevas tecnologías en el sector que se están asentando de forma progresiva para ofrecer a los usuarios unos servicios totalmente renovados y mucho más rápidos. Estamos ante las tiendas del futuro, algo muy ventajoso para todos nosotros, pero no tanto para los establecimientos tradicionales, que han visto como el uso de las nuevas tecnologías está haciendo mella en sus respectivos negocios, llegando a cerrar más de uno.

Dentro de este nuevo escenario que se plantea, puede que algún día las tiendas que ya conocemos sean “del pasado” y tengamos que dar paso a una nueva forma de compra donde Internet y las aplicaciones móviles serán las principales protagonistas.

¿Hacia dónde nos llevan las nuevas tecnologías en este sector?

Es evidente que las nuevas tecnologías ya están muy asentadas en nuestras vidas, pocos son los que actualmente no tienen teléfonos inteligentes u otro tipo de dispositivos que faciliten los trabajos que realizan o incluso las tareas cotidianas diarias. Es aquí donde entra en juego hacer la compra. Gracias al uso de estas nuevas tecnologías en un gran número de establecimientos y comprar todo tipo de artículos cada vez es más sencillo. Estas tecnologías llevan a que no tengamos que hacer demasiado esfuerzo para realizar esta acción, puesto que todo está totalmente automatizado.

Todo esto nos va a permitir que podamos hacer uso de nuestros teléfonos inteligentes para llevar a cabo prácticamente cualquier actividad. Con un simple clic o una pasada por algún dispositivo habilitado tendremos la posibilidad de realizar una compra, devolver un artículo o informarnos sobre el mismo, por poner algunos ejemplos. Todo esto es el futuro y nosotros vamos a tener la oportunidad de vivirlo en primera persona.

La llegada de las nuevas tecnologías a nuestra vida cotidiana ha sido bastante beneficiosa, puesto que nos permite realizar múltiples tareas en un abrir y cerrar de ojos tan solo teniendo a nuestra disposición un teléfono inteligente. Además de la facilidad a la hora de llevar a cabo dichas actividades, es importante comentar que estas tecnologías permiten que no tengamos que exponernos a situaciones límites o complicadas, como puede ser el caso de un robo. Es lógico, si todo va automatizado a través de un dispositivo, es bastante complicado que alguien pueda arramplar con nuestra bolsa de la compra o quitarnos el dinero de nuestra cartera. No nos va a hacer falta nada de esto, puesto que todo quedará bien registrado en el sistema que se ha elaborado para ello.

Es cierto que las nuevas tecnologías nos permiten adaptarnos al futuro, pero a la misma vez que benefician a los usuarios también están perjudicando a las tiendas tradicionales que siguen utilizando los métodos más antiguos. Es por ello que en más de una ocasión hemos oído hablar del cierre de muchos establecimientos por falta de demanda.

Futuro en comercio

¿Cómo afectan estas tecnologías a las tiendas tradicionales?

A pesar de que las nuevas tecnologías están cada vez más asentadas, hoy en día todavía existen muchas tiendas tradicionales que se han visto afectadas por este nuevo boom tecnológico. Los establecimientos del sector tienen que ir renovándose de forma continuada para no quedarse atrás, puesto que la demanda de los usuarios ha cambiado y ahora los clientes piden unos servicios de calidad, con mayor rapidez y efectividad, siendo esto precisamente lo que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Pero no todas las tiendas tradicionales pueden adaptarse a estos cambios. Por este motivo muchas de ellas han tenido que cerrar sus puertas al ver que sus ganancias caían empicadas y se presentaba para ellas una situación insostenible, siempre hablando desde el punto de vista económico. Sin ir más lejos, no hace mucho nos levantábamos con la noticia de que Toys R Us iba a cerrar un gran número de establecimientos, principalmente en Estados Unidos. Resulta difícil creer que una tienda de juguetes tan conocida como esta no haya sido capaz de remontar esta situación y la única solución que tenía era clausurar algunos establecimientos. Pero esto es algo que pasa prácticamente a diario, puesto que la reinvención es fundamental en este aspecto debido a los nuevos servicios que tienen disponibles los comercios.

El que tengamos todo a mano es algo que a los usuarios nos encanta, porque necesitamos realizar nuestras tareas de una forma efectiva y sin perder demasiado tiempo. Con estas nuevas tecnologías, atrás quedarán esas largas colas para pagar nuestros artículos y lo tendremos todo controlado a través de la aplicación que tengamos descargada en nuestro dispositivo móvil.

El ejemplo de Amazon Go

El mayor ejemplo que podemos dar en este sentido es el de Amazon Go. Como bien sabemos, el gigante del comercio online siempre está innovando y ahora ha creado una nueva forma de comprar gracias a su tienda del futuro. Concretamente la compañía estadounidense ha abierto una tienda en Seattle donde todas las tareas que llevemos a cabo estarán totalmente automatizadas. Esto se puede hacer gracias al uso de tecnologías que cuentan con programas de visión artificial y otros de aprendizaje automático. Lo cierto es que Amazon Go es una tienda muy particular.

Amazon Go

Todos los usuarios que quieran comprar en este establecimiento deberán descargarse de forma previa la aplicación correspondiente que se activará en el momento que entremos por la puerta del local. Hasta aquí puede parecerte más o menos novedoso, pero lo realmente innovador es que en cuanto entramos en el establecimiento no vemos por ningún lado cajeros o carros de la compra. Tan solo tenemos disponibles unas bolsas para meter los artículos que vamos a adquirir. Entonces, ¿cómo controlan todo esto? Muy sencillo.

La tecnología que utiliza Amazon Go es capaz de detectar el artículo que está cogiendo el cliente de cada estantería. No te creas que los estantes son también del futuro, en absoluto, su apariencia es la de una tienda habitual repleta de productos. En el momento que el usuario toma el artículo correspondiente, de forma inmediata se incluye en el carrito de la compra online. Cuando hayamos terminado nuestra compra en nuestro dispositivo móvil quedará registrada y se procederá al pago automático de la misma. En el caso de que te hayas equivocado de producto, no tienes de qué preocuparte, puesto que esta nueva tecnología también detecta esta acción y nos restará el coste del articulo rápidamente de nuestra cuenta online.

Aunque Amazon Go ha sido una de las pioneras, teniendo en cuenta todas las ventajas que nos aportan las nuevas tecnologías, no es de extrañar que muy pronto otros establecimientos sigan la estela del gigante estadounidense. Puede que este día esté cada vez más cerca y es por ello que las tiendas tradicionales deben renovarse si no quieren cerrar sus puertas para siempre y dar paso a una nueva era digital en el sector comercial.

Vía: The New York Times

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...