Aprobada la nueva Agenda Digital

En el Consejo de Ministros celebrado el pasado día 15 de este mes, fue aprobada la Agenda Digital que marca el futuro del sector hasta el 2020. El objetivo es adaptarse a lo acordado en la Agenda Digital europea,

El objetivo prinicpal es mejorar la administración electrónica así como el comercio electrónico

Hace tan solo 5 días que en el Consejo de Ministros se fue aprobada la nueva Agenda Digital, la cual será la encargada de predominar el futuro del sector hasta el próximo 2020. El objetivo principal es adaptarse a lo acordado en la Agenda Digital europea. Y no sólo esto sino también tiene la obligación de incorporar puntos concretos a desarrollar en nuestro propio país.

Los puntos básicos de esta agenda tiene como objetivo el fomentar un despliegue de lo más amplio posible, en lo relacionado con las redes ultrarrápidas, así como el de desarrollar la economía digital, con la finalidad de mejorar la administración electrónica junto con reforzar la confianza y seguridad del comercio electrónico.

Todo este proceso ha sido construido con la ayuda de I+D+i.  Este es uno de los objetivos que nos ofrecen mejores resultados, pero que luego se cumplen en muchos casos a base de imposiciones legislativas, las cuales recaen de forma directa sobre las empresas, mientras que las administraciones no son tan estrictas en lo relacionado con el cumplimiento de gran parte del trato realizado previamente.

Los principales objetivos vienen siendo los siguientes: en el 2015 un 50% de la cobertura con redes de ancho de banda superior a los 100 MB, con lo que el 70% de la población utilice las TIC, como el 85% de las compañías use la firma digital o que el 75% disponga de una política de privacidad o certificado en sus respectivas webs. Este proceso implica que una cosa es utilizar la firma en relación con todos los trámites que son obligados desde la propia administración, así como hacerlo de forma totalmente voluntaria.

También vale la pena destacar otro de los grandes objetivos, como es el aumentar el uso del comercio electrónico, de modo que en el 2015 el 40% de las pymes ya puedan facturar de forma electrónica y un 55% de las micropymes dispongan de su propia web. Es necesario que estas dispongan de un retorno de inversión de lo más claro, ya que para las pymes la facturación electrónica resulta más uno de los principales inconvenientes que presente en relación con su beneficio.

En relación con las pequeñas empresas, es necesario disponer de un objetivo claro para mantener una página web. Este proceso es de lo más sencillo, pero es necesario hacerlo correctamente, así como mantenerla en pie y que cumpla con su cometido.

Foto: Contratacionpublicacp

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...