Anderson decepciona a la crítica y Audiard emociona a Cannes

El Festival de Cannes 2012 arrancó ayer y tajo consigo el nuevo trabajo de Wes Anderson, ‘Moonrise Kingdom’, que no acabó de gustar demasiado a la crítica. La primera jornada de esta 65ª edición estuvo marcada por la visita de los famosos actores de la película -elegida para inaugurar el certamen- y de algunos miembros del jurado.

El festival empezó a las 11 de la mañana con la proyeccción de ‘Moonrise Kingdom’, el séptimo largometraje de Wes Anderson, conocido por ‘Academia Rushmore’ ‘o ‘Los Tenenbaums’ entre otras películas y que debutó en el cine animado con el que fuera su último estreno hasta éste año, ‘Fantástico Sr. Fox’.

Caras tan reconocidas como la de Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Frances McDormand, Tilda Swinton, Harvey Keitel y Jason Schwartzman completan el reparto junto a sus dos protagonistas, dos grandes desconocidos del cine como Jared Gilman y Kara Hayward.

Estos dos adolescentes sin experiencia cinematográfica son los encargados de dar vida a dos enamorados que deciden fugarse juntos para vivir una gran aventura, provocando que todo el pueblo se lance a buscarlos.

Anderson y Roman Coppola firman el guion de este nuevo film -ambientado en el verano de 1965 en una isla junto a la costa de Nueva Inglaterra y cuya tranquilidad desparece tras la fuga de los dos jóvenes- y vuelve a hablar de lo que le gusta y le inquieta: problemas familiares, personajes excéntricos, viejas mentiras, soledad, frustración, amor, humor y aventura.

Los personajes se contraponen buscando la cara más positiva y más amarga de la vida. El ‘carpe diem’ de la juventud frente a las reglas de los adultos que ya han decidido que, si los atrapan, al chico le espera un oscuro orfanato alejado de su amada.

Ya por la tarde, el Festival dejaba paso a ‘After the Battle’, el nuevo trabajo del egipcio Yousry Nasrallah y una de las 22 propuestas que han entrado en la sección a concurso. Todo un logro y atendemos a que fueron más de siete mil las candidatas.

Este film es un retrato del Egipto actual tras la revolución de 2011. El argumento se centra en Reem, una mujer del Egipto intelectual y moderno, empleada en una compañía publicitaria, que se enamora de Mahmoud, un hombre de la zona pobre, casado y con dos hijos, tras enterarse de que participó en una revuelta a favor del régimen de Mubarak, en contra del cambio que ella defiende con tanto entusiasmo.

Pronto el romance entre ambos pasa a un segundo plano y el argumento se centra en la labor humanitaria de Reem, que intenta ayudar a la familia de Mahmoud, que vive desesperado por la falta de trabajo, lo que le conducirá a la violencia.

Por su parte el realizador Jacques Audiard y la actriz Marion Cotillard emocionaron y pusieron el tono serio en Cannes con un drama, lleno de historias paralelas y realistas. Con la exhibición de la cinta ‘De rouille et d’os’ el Festival de Cannes cambió de tono. De la comedia de ‘Moonrise Kingdom’ a un drama dirgido por Jacques Audiard que cuenta la historia de Stéphanie, una entrenadora de orcas que conoce una noche a Ali, un exboxeador perdido que debe hacerse cargo de su hijo de 5 años.

Cotillard expresó en la rueda de prensa en Cannes, que la historia entra “en la desgraciada normalidad de mucha gente”. Además, dijo la actriz que ha sido ganadora de un Oscar de la academia por ‘La vie en rose’, que “lo importante para un actor es el talento, la capacidad de trabajo, pero sobre todo, la necesidad, el deseo de explorar”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...