Amy Winehouse murió por sobredosis de alcohol

No fue un suicidio, ni una muerte súbita a causa del mono, ni las drogas, al menos, no de las ilegales. Lo que mató a la cantante británica Amy Winehouse fue una ingesta masiva de alcohol. Así lo ha afirmado el tribunal de St Pancras Corner, que investigaba las causas de su fallecimiento el 23 de Julio de este año con tan solo 27 años.

Amy Winehouse

Amy Winehouse

La sentencia realizada a instancias del tribunal de St Pancras Corner sostiene que la muerte de la cantante fue accidental. En el cuerpo de Amy Winehouse se hallaron 416 miligramos de alcohol por cada 100 mililitros de sangre, es decir, el equivalente a cuadriplicar la tasa de alcohol máxima para conducir en su país natal. Algo así como las “dos botellas, una grande y otra pequeña” de Vodka que se encontraron vacías al lado de la fallecida. Al mismo tiempo, se corroboran los resultados del estudio toxicológico, que dictaminó que Amy Winehouse no había consumido drogas ilegales, tal como defendía su padre Mitch Winehouse.

Suzanne Greenway, la responsable de la investigación judicial, seguró que Amy Winehouse llevaba tres semanas sin beber alcohol como parte de su rehabilitación. No obstante, algo ocurrió para que la cantante decidiera tirar por la borda tantas semanas de esfuerzo y sacrificio y empinara el codo. La cantante “había consumido suficiente alcohol, como para que la inesperada consecuencia de esos niveles potencialmente fatales fuera su súbita e inesperada muerte” apuntó Greenway.

Winehouse estaba siendo sometida a un proceso de rehabilitación para tratar su adicción al alcohol que, precisamente, había sido la causa de que su manager cancelara todas las actuaciones de la última gira de la cantante. Aunque los médicos le aconsejaron dejarlo paulatinamente, Amy Winehouse decidió cortar su adicción de raíz. Todo o nada. Y al final fue nada. Un guardia de seguridad, encargado de su bienestar, no se percató de la muerte de la británica hasta las 3 de la tarde del 23 de Julio, después de pasarse a las 10 de la mañana y pensar que la cantante estaba dormida.

El misterio de la muerte de la cantante que nos regaló temas como Back to Black, You know taht I’m not good o la menos conocida Fuck Me Pumps; queda resuelta como una sobredosis etílica accidental que resultó mortal. Y, tal como dijo la propia Amy Winehouse unos años antes durante una entrevista en televisión, se unió al “club de los 27″.

Foto: yunkie en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...