Alto porcentaje de cáncer por malos hábitos

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer. Por este motivo, este fin de semana escucharemos muchos consejos y estudios que demuestran que más del 80% de cánceres son provocados por los malos hábitos adquiridos. Como por ejemplo fumar, beber demasiado alcohol, mala dieta (pocas frutas y verduras y mucha grasa) etc.

La OMS alerta de que el cáncer es en todo el mundo una de las principales causas de muerte. La cifra que nos facilita es escalofriante: 84 millones de personas morirán por algún tipo de cáncer tan sólo entre los años 2005 y 2015, si no se aplican medidas. Así pues, para sensibilizar a la opinión pública, conseguir aportar soluciones que ayuden realmente y apoyar a la «Unión Internacional contra el Cáncer«, cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer. Dos de los puntos que siempre se estudian son la prevención de esta enfermedad junto al tema de conseguir que los pacientes que padecen esta enfermedad puedan tener una mayor calidad de vida.

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer.

Como todo en la vida, la información es una de las claves para luchar contra el cáncer. Al parecer, el 80% de los cánceres se los relaciona con las rutinas habituales de las personas, es decir, los «malos hábitos». Estos hábitos que solemos practicar pensando que a nosotros nunca nos pasará nada, son los causantes del 80 de cada 100 casos de cáncer. Entre algunas de esas rutinasque ya conocemos está el fumar (como por ejemplo el tabaco), el beber o el vivir en zonas contaminadas con excesos de humos y contaminación atmosférica. Para el director de la Plataforma de Oncología del Hospital USP San Jaime de Torrevieja, el Dr. Antonio Brugarolas, también son los excesos de horas solares, como en el caso del cáncer de piel o la mala alimentación o una falta de fruta y verdura en la dieta y comer demasiadas grasas.

Aunque todo esto es algo que estamos acostumbrados a oír constantemente, mañana lo escucharemos mucho más. Muchos pensamos que el origen de muchos cánceres es genético, pero nada más lejos de la realidad. Tan solo el 5% de los cánceres son de este origen y un 10% se debe a exposiciones de agentes tóxicos en horas laborales. El resto, o sea el 80% está relacionado con las malas rutinas y hábitos poco saludables. Es evidente que si viviéramos en un entorno natural sin contaminación, si nuestra dieta fuera perfecta, si no bebiéramos y no fumáramos, reduciríamos hasta en un 40% la posibilidad de padecer cáncer.

Aunque, según el Dr. Antonio Brugarolas, la aparición de determinados tumores es desconocida. Es decir, que aunque se sepa qué hábitos pueden producir cáncer, lo que no se puede determinar a ciencia cierta es qué cauce tomará el desarrollo del tumor ni cuanto tiempo puede estar latente en el organismo.  Con lo cual, es evidente que todavía nos queda mucho camino por recorrer y muchos avances por descubrir, pero lo que sí está claro, es que si adquirimos buenos hábitos, podemos reducir mucho la probabilidad de padecer esta enfermedad.

Fuente | eleconomista.es

Foto | Argonne National Laboratory en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...