Al menos un banco español no aprobará en junio

Según datos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés), Alemania, Grecia, Portugal y España concentrarán los suspensos de la prueba de solvencia.

Primeras filtraciones sobre los tests de estrés a los que se someterán las entidades financieras europeas. Según datos del organismo regulador, la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés), Alemania, Grecia, Portugal y España concentrarán los suspensos de la prueba de solvencia. Los primeros datos remitidos a la agencia Reuters apuntan a entre 10 y 15 suspensos entre las 91 entidades participantes, al menos una española.

Parece claro que las instituciones están decididas a poner a las cosas algo más difíciles a las entidades financieras, al menos en lo que a solvencia se refiere. El regulador bancario europeo parece decidido a endurecer las pruebas de estrés del presente año, de tal modo que el número de bancos que no superen los tests sea superior al del año pasado, que suscitaron muchas críticas en lo relativo a su falta de severidad, en parte debido a que las entidades financieras irlandesas pasaran sin problemas, poco antes de ser rescatados por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Alemania, Grecia, Portugal y España concentrarán los suspensos de la prueba de solvencia

Los nuevos tests han endurecido las reglas sobre deuda pública en manos de las entidades, así como las condiciones de saneamiento de sus balances, con especial énfasis al ‘core capital’, esto es, la relación entre los fondos propios y las deudas asociadas a cada entidad. Según los analistas, la intención de la Autoridad Bancaria Europea y el Banco Central Europeo es presionar a los estados que todavía no se hayan decidido a recapitalizar sus entidades siguiendo los criterios establecidos en la Convención de Basilea. La intención es diseminar los diferentes suspensos a lo largo de varios países para evitar el riesgo de que los inversores desaten su voracidad contra países menos fortalecidos, como España. “Si suspende algún banco alemán no es tan grave como si lo hace uno español”, señala una fuente.

En España, el examen se realizará a la totalidad del sistema financiero, a diferencia del resto de Estados, en los que sólo se someterán a los tests las entidades más representativas. Los resultados podrían ser decisivos no sólo para la salud del mismo, sino también para el futuro inmediato del futuro del proceso de capitalización de los bancos auspiciado por el Ejecutivo.

En nuestro país, el Banco de España afronta una lucha contra el reloj para convencer al regulador europeo de la solvencia de las entidades del país, tras el anuncio de la EBA de no aceptar como CORE capital la provisión genérica, o los fondos que las entidades financieras acumulan en tiempos de bonanza económica. El regulador español, emplazado por los bancos del país, agota el tiempo para capear el temporal y evitar otro azote de los inversores que podría resultar fatal para la salida a bolsa de las entidades.

Foto: DaveOinSF, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...