Airbus A380, un avión, dos motores

Airbus utiliza dos fabricantes diferentes de motores para equipar su mayor aeronave: Rolls Royce y Engine Alliance. Una estrategia común que deja la elección final del motor en manos de la aerolínea. Foto: Getty Images.

Cuando un fabricante como Airbus o Boeing diseña un nuevo avión, no se ocupa personalmente de los motores. Establece las especificaciones técnicas que deben cumplir los posibles fabricantes. La compañía a continuación, elige entre los candidatos que cumplan con los criterios y, en general, selecciona al menos dos fabricantes. El fabricante es posteriormente validado por las autoridades de aviación de los distintos modelos que ofrecerá a sus clientes. Es una manera de mantener cierta competencia entre los proveedores, protegerse de una posible quiebra de uno de ellos, y proponer alternativas a sus clientes.

Son las líneas aéreas quienes eligen qué motor llevarán sus aviones. El fabricante sólo es responsable de la instalación de reactores. Esta elección a veces es política. Habría sido sorprendente, por ejemplo, que British Airways no eligiera a Rolls Royce para montar los motores de los doce Airbus A380 que encargó en 2007. La decisión también puede ser inspirada por la naturaleza de los contratos de mantenimiento ya celebrados por las empresas.

En cuanto al A380, dos empresas se reparten el mercado: los británicos Rolls Royce y la estadounidense Engine Alliance (una colaboración entre General Electric y Pratt & Whitney). Este último sólo tiene disponible un motor capaz de “arrancar” el A380: el GP7200. Rolls-Royce ha desarrollado el Trent 900 para el A380. Hasta la fecha, cinco compañías aéreas han utilizado el A380 en servicio. Los dos tipos de motores existentes se distribuyen de manera equitativa.

Antes del último incidente ocurrido en la empresa australiana, lo más inquietante es que dos motores Rolls Royce ya habían sido detenido como medida preventiva en pleno vuelo. Los motores de Engine Alliance sólo han experimentado un problema similar. Estos incidentes podrían haber producido consecuencias catastróficas, de todas formas es esperable que un avión de estas características pueda operar solamente con tres turbinas. Rolls Royce, sin embargo, llamó a las tres empresas para verificar el funcionamiento y seguridad de los Trent 900.

Rolls-Royce también ha tenido problemas recientes con otro de sus motores Trent. A principios de agosto, un Trent 1000, que equipa el modelo Boeing 787 explotó en un test en Gran Bretaña.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...