Aguirre dice adiós para no naufragar con España

La dimisión de Esperanza Aguirre tiene muchas lecturas. Mientras que algunos piensan que se debe a su enfermedad, otros creen que ha preferido quitarse de en medio para eludir el derrumbe de España. Y es que Mariano Rajoy tiene en mente pedir el rescate a la Unión Europea en las próximas semanas, algo que está comprobado traerá más pobreza y tensión social a un país en ruina.

Esperanza Aguirre dice adiós a la política

“Les he convocado para anunciarles mi decisión de dimitir de mis cargos de diputada de la Asamblea y presidenta de la Comunidad. He llegado a la conclusión de que es el momento adecuado para retirarme”. Con estas palabras, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, decía adiós a la política. Siempre polémica, la mandataria conservadora no ha querido ser menos en el día de su despedida. Los interrogantes que se han abierto acerca de los motivos de su decisión son diversos. Algunos apuntan a su enfermedad, otros a una criba dentro del partido. Sin embargo, son muchos más los que apuntan a que la crisis ha hecho mella en Aguirre. Teorías hay para todos los gustos, aunque es difícil de saber, pues el entorno de la presidenta ha sido bastante hermético. Su sucesor será Ignacio González, uno de los pocos políticos que la ha acompañado desde el inicio de su carrera.

¿Por qué cuento esto? Pues porque, en mi opinión, la dimisión de Aguirre no es sino un signo de la quiebra de nuestro país. Anticipándose a los hechos, la ‘lideresa’, como se la conoce popularmente, ha preferido quitarse de en medio antes que el fuego le queme, que ya es decir, pues después de todo lo que ha pasado bien se podría pensar que las faldas de la dirigente popular huelen a chamusquina. Por mucho que se aleje de los focos, no se va a escapar de ser señalada cuando la crisis social y económica empeore, algo que tiene visos de suceder dentro de poco.

Y es que Esperanza Aguirre ha dejado a la Comunidad de Madrid varios marrones. Es mucha casualidad que su adiós haya coincidido con una de las huelgas de transporte público más bestias que se recuerdan. Ayer, la capital del país era impracticable y viajar en metro o autobús parecía toda una odisea. Con todos los servicios públicos en su contra (educación, sanidad, transporte, etc.), Aguirre no ha visto otra salida que la dimisión. Pero es que además, la dirigente conservadora ha esperado hasta cerrar el acuerdo con Sheldon Adelson para la construcción de Eurovegas. Se podría decir que prefiere no estar presente para cuando el proyecto se venga abajo (pues, como ya he señalado en otras ocasiones, la ciudad del juego tiene poco futuro en nuestro país). Por si fuera poco, Aguirre ha preferido quitarse de en medio en el momento más oportuno: cuando España está apunto de solicitar el rescate, lo cual evidencia su falta de acuerdo con la política de Mariano Rajoy.

Foto: esperanzaaguirre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...