ACS pugna por el control de Iberdrola

ACS intenta obtener participación en el consejo de administración de Iberdrlola

El entendimiento entre gigantes nunca es cosa fácil, y mucho menos cuando lo que está en juego es un suculento puesto en el consejo de administración de una de las empresas más importantes del IBEX 35,  ACS e Iberdrola mantienen el pulso desde hace meses, cuando la compañía de Florentino Pérez, que controla el 20% de la entidad vasca, decidió desenvainar el sable en pro de un puesto en el consejo de administración. La constructora podría dar en breve la estocada definitiva a la eléctrica a raíz de la entrada en vigor del la disposición legal que anulará las limitaciones en el voto de las participaciones accionariales superiores al 10%. Las espadas vuelven a estar en alto.

El presidente de la energética, Ignacio Sánchez Galán, insistía esta semana en que si la empresa de Florentino Pérez estaba interesado en hacerse con el control de la compañía, ésta “tendría que lanzar una OPA por el 100% del valor de la entidad’, además de ofrecer una prima que convenza a los accionistas”. La avalancha de rumores sobre el incierto desenlace ponía en la picota al presidente de la energética poco después de hacerse público la escalada inversionista de la constructora, que tomaba recientemente el control efectivo de la empresa alemana Hochtief, el mayor grupo constructor del país germano, del cual ACS posee más del 40%.

Florentino Pérez, presidente de ACS

La pugna de Pérez y Galán se remonta al año pasado, cuando la constructora, que entonces controlaba un 13% de la compañía energética, exigió la incorporación de un consejero a los mandos de control, una propuesta rechazada tajantemente por el grueso de la compañía energética, quien se excusaba en que la empresa que presidía el nombre elegido por Pérez, José María Loizaga, participaba en una empresa del sector de las energías renovables, por tanto, competencia directa de Iberdrloa.

Esta chispa encendió definitivamente un continuo de demandas cruzadas entre las dos organizaciones. ACS recurría el veto a Iberdrola y la acusaba de aplicar una metodología incorrecta, mientras que la eléctrica presentaba un recurso ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, que sentenció que entre las dos compañías había un conflicto competencial, decisión que fue recurrida por ACS.

La situación actual deja abiertas todas  las posibilidades, aunque el enfrentamiento se recrudece al tiempo que sus dos representantes no parecen dispuestos a ceder posiciones. Aun así, los buenos réditos de ambas empresas deberían ser suficientes como para garantizar una ‘entente’ más allá de las discrepancias aparentes. Florentino Pérez e Ignacio Sánchez Galán parecen pues condenados a entenderse si no quieren acabar bailando con la más fea.

Foto: 20 minutos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...