868 millones de personas pasan hambre en el mundo

Según un informe de la ONU, en el mundo hay 868 millones de personas que pasan hambre, una cifra inferior a la de años anteriores pero inaceptable. Hay menos hambrientos en el este y sureste asiático y América Latina, pero el número crece en los países desarrollados.

Casi 870 millones de personas pasan hambre en el mundo.

La cifra de personas que pasan hambre en el mundo se ha reducido hasta los 868 millones, según el informe de la ONU sobre Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2012. Aunque esta cifra se aleja del triste récord del año 2008, cuando los hambrientos llegaron a superar los 1.000 millones de personas, son unos datos «inaceptablemente elevados y alarmantes», en palabras de Jose Graziano de Silva, director de la FAO, la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

De este informe destacan datos como que en los últimos dos años se ha reducido el número de personas que pasan hambre en países en vías de desarrollo, principalmente del este y sureste asiáticos y de América Latina. Esta cifra también ha disminuido en los países africanos, aunque a un ritmo inferior. La región donde la subnutrición es mayor es Asia Meridional, con 304 millones de personas; seguida por el África subsahariana, donde afecta a 234 millones y Asia oriental con 167 millones de personas en esta situación.

En los países desarrollados, la situación ha empeorado en los últimos años, y ya son unos 16 millones de personas los que sufren desnutrición. Desde el año 2004, en los países del ‘primer mundo’ el número de personas hambrientas ha crecido tres millones. En términos generales el hambre afecta a un 12’5% de la población mundial, es decir, una de cada siete personas.


Respecto al cumplimiento con los objetivos del milenio, la FAO se muestra optimsta de cara a lograr que en 2015 el número de hambrientos en el mundo se haya reducido a la mitad, algo que el año pasado era impensable. En el informe, la agencia de la ONU incide en que con el crecimiento económico no basta para reducir la desnutrición, y recalca otros aspectos importantes que están en manos de los estados como garantizar la protección social y la igualdad entre todas las personas a la hora de poder acceder a recursos. Todo ello sin olvidar el fortalecimiento del papel de la mujer. La agricultura es uno de los grandes ejes para reducir el número de hambrientos, ya que la mayoría de población mundial que pasa hambre vive en zonas rurales, y tiene en la agricultura y las actividades relacionadas con ella su método de subsistencia.

La FAO advierte de que parte de esta reducción del número de hambrientos se debe a los cambios en la metodología que se ha utilizado para realizar el informe introducidos en esta ocasión. Pese a todo, destaca que la cifra es más positiva de lo que esperaban, aunque también advierten de que la mayoría de avances en la lucha contra el hambre se hicieron antes de 2007 y 2008, y que el progreso realizado hasta entonces se ha ralentizado en los últimos años.

Fuente: Cadena Ser

Foro: Feed My Starving Children (FMSC)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...