600 millones para impulsar la nueva Formación Profesional

La nueva Formación Profesional en España recibirá 600 millones de euros en tres años para ponerse en marcha e implantarse. Las Comunidades Autónomas podrían aumentar esta inversión que tiene como objetivo luchar contra el abandono escolar y mejorar y facilitar la formación de profesionales.

Al margen de la vorágine electoral que se avecina este otoño en España, el Ministerio de Educación, encabezado por el ministro Ángel Gabilondo, sigue poniendo en marcha iniciativas e inversiones que afectan a la educación. A la ya anunciada reforma de la educación secundaria obligatoria, con los tres itinerarios y la instauración de un certificado escolar oficial para los que no la acaban, se une la previsión de inversión en formación profesional para los próximos tres años. En total, el gobierno de España pretender asignar 600 millones de euros, a razón de 200 cada curso, a la reforma de la Formación Profesional, aunque esta cifra no contempla las aportaciones de las Comunidades Autónomas (que no están obligadas a hacerlo).

La nueva Formación Profesional recibirá 600 millones de euros en tres años

El objetivo de esta inversión es potenciar los nuevos ciclos formativos y añadir una tercera vía a la E.S.O., que estará orientada a preparar a los alumnos para los grados medios. Las otras vías, ya vigentes en la actualidad, son las que iban encaminadas a los estudios de letras y a los de ciencias en el Bachillerato.

Con independencia del color político de quienes dirigen el Ministerio de Educación, está claro que cualquier inversión es beneficiosa. Lo deseable es que este tipo de iniciativas cuente con apoyos suficientes como para que un cambio de gobierno no suponga su anulación o modificación (si es para recortarla). De hecho, el Ministerio de Educación ha trabajado para tener preparadas estas iniciativas y la inversión correspondiente sin tener en cuenta el probable adelanto electoral que finalmente se ha confirmado.

La valoración de esta nueva aportación económica para la Formación Profesional corresponde ahora a los sindicatos de profesores y de alumnos, así como a las asociaciones de padres. Por un lado, los cambios introducidos parecen ser ampliamente aceptados, pero se critica su tardanza y que se podría haber aprovechado la ocasión para hacer unos cambios más profundos.

Este dinero va a poder utilizarse, por ejemplo, para ofertar cursos especializados para que las personas que ya disponen de una titulación profesional y que quieran ponerse al día puedan reciclarse y adaptarse a los cambios sucedidos en el mercado laboral desde que salieron de las aulas. También se promoverán los estudios de FP online. Para ofertar estos cursos virtuales, el ministerio se encuentra en el proceso de centralizar alrededor de 100 títulos en una nueva plataforma digital. Actualmente sólo ocho de entre 126 titulaciones disponen de una versión on-line. Se espera que este entorno virtual de aprendizaje esté activo en el curso 2012-2013.

Foto por mariaponz en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...